Los enfrentamientos en Libia se saldan con diez muertos

0
525

LibiaAl menos diez personas han muerto y cerca de 40 han resultado heridas este miércoles en los enfrentamientos registrados entre las fuerzas de los dos gobiernos proclamados en Libia y milicianos islamistas.

En la localidad de Benghazi (este), nueve soldados han muerto en sus enfrentamientos con la coalición islamista Majlis al Shura, en la que está integrada Ansar al Sharia, acusada por Washington del asalto contra su consulado en 2012, que se saldó con cuatro muertos, entre ellos el embajador estadounidense, Christopher Stevens.

Los combates en la ciudad, en los que el Ejército ha contado con el respaldo de helicópteros y ha logrado hacerse con el control de varios edificios controlados por Ansar al Sharia, se han saldado además con 30 soldados heridos.

Por otra parte, al menos una persona ha muerto y una decena han resultado heridas en los enfrentamientos en la localidad de Sirte entre las fuerzas del Gobierno autoproclamado en la capital, Trípoli.

Los milicianos del grupo terrorista Estado Islámico han aprovechado la lucha de poder y el vacío de seguridad en el país para avanzar posiciones en los últimos meses. Aprovechándose de la situación, tal y como hizo en Irak y Siria, los milicianos islamistas se han hecho con el control de algunas zonas de la localidad costera de Sirte, de la que era originario el anterior líder libio, el coronel Muamar Gadafi.

En los últimos meses, los milicianos de Estado Islámico ha reivindicado la autoría de varios atentados, incluido un ataque contra un hotel de Trípoli y la ejecución de decenas de cristianos egipcios y etíopes.

El Gobierno de Libia reconocido a nivel internacional tiene su sede en la localidad de Tobruk, en el este del país, desde que en agosto de 2014 la facción rival tomara la capital y del país y decidiera reinstaurar el Parlamento anterior.

El grupo terrorista Estado Islámico ha incrementado su presencia en Derna, otra localidad del este de Libia conocida por tener una amplia presencia de islamistas, y también en la ciudad de Benghazi.