Los desafíos económicos para Ahmed, nuevo primer ministro de Etiopía

0
547

Por Richard Ruíz Julién

Inflación, aumento del tipo de cambio y escasez de divisas son algunos de los mayores desafíos enconómicos que, en opinión de expertos, acechan hoy a la adminitración del nuevo primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed.

De acuerdo con especialistas, el comercio exterior no creció al nivel deseado, lo cual aumentó la carga de la deuda externa, así como la disparidad entre ahorro e inversión nacional, corrupción, entre otros.

Esos problemas a su vez tienen un impacto en la vida de las personas, aseguró Abiy Hailu, profesor principal del Departamento de Economía de la Universidad de Addis Abeba.

Durante su discurso, en el acto de juramentación ante el parlamento hace 12 días, Ahmed señaló que para superar esos y otros retos trabajaría para mantener el rápido crecimiento económico.

Ello podría ser posible, aseguró, mediante la evaluación rigurosa de la implementación del segundo Plan de Crecimiento y Transformación, que ya lleva dos años y medio en curso, y en consecuencia aplicar los ajustes de política necesarios.

Algunos estudiosos creen que esas declaraciones del jefe de gabinete recién elegido alentarán a las personas y al mercado.

Para Birhanu Deno, investigador y economista de la Universidad del estado de Oromia, es importante ser competitivo en términos de precio y mejorar el suministro, tanto en calidad como en cantidad.

Dado que los insumos industriales importados, como maquinarias y otros productos, tendrían un gran impacto negativo en la economía, es importante reemplazarlos con productos producidos localmente (a largo plazo), aconsejó Deno.

Aunque no se discute ampliamente, hay una inflación creciente que crea una gran presión en la vida diaria de la sociedad, especialmente en los hogares de bajos ingresos.

De acuerdo con los académicos, como es imposible reajustar y controlar la situación, la mejor solución sería aumentar la producción en términos de cantidad.

Por ejemplo, señalan, es vital que la gestión del primer ministro aumente las tierras de cultivos e introducir tecnologías modernas para que los agricultores incrementen la producción y la productividad.

De manera similar, manifestó por su parte Hailu, para evitar la crisis social provocada por el aumento de la inflación, resulta importante que el Gobierno comience a subsidiar los productos básicos.

Argumentó que antes de que el nuevo jefe de gobierno formule políticas para superar los desafíos económicos, es imperativo prepararse bien para adoptar medidas basadas en investigaciones y estudios.

Según estadísticas, la agricultura de Etiopía tiene la capacidad de alimentar a más de 300 millones de personas.

Si los agricultores acceden al apoyo científico y tecnológico del gobierno y, si se llevan a cabo actividades de conservación natural, sería posible mejorar significativamente la contribución del sector a la economía, opinaron analistas.

Esto por sí solo no produciría el resultado deseado, pues los temas de justicia, democracia y corrupción tendrían su propio impacto en el crecimiento económico general, consideró Deno.

Así, concluyó, el primer ministro debe crear la condición adecuada para que los jóvenes, las mujeres y los miembros de la diáspora contribuyan con su parte para la paz y el desarrollo del país.