Llega a EEUU Mariam Yahya Ibrahim tras su estancia en Italia

0
407

Meriam Yahia Ibrahim IshagMariam Yehya Ibrahim, la mujer condenada a muerte en Sudán por haberse convertido al cristianismo y absuelta el pasado mes de junio, ha llegado este jueves junto a su marido y su hijo al aeropuerto de la localidad estadounidense de Philadelphia, desde donde viajará a New Hampshire.

   El alcalde de Philadelphia, Michael Nutter, que ha descrito a Ibrahim «como una luchadora mundial por la libertad», le ha regalado una réplica de la Campana de la Libertad de la ciudad, un símbolo de la independencia estadounidense, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

Asimismo, Nutter ha destacado que Ibrahim será recordada como una persona «que se levantó para que otros puedieran ser libres», tras lo que le ha comparado con Rosa Parks, que se convirtió en símbolo del movimiento de derechos civiles tras negarse a ceder su asiento a un hombre blanco en un autobús de Alabama.

Ibrahim ha llegado a Estados Unidos tras una estancia en Italia, a donde llegó tras salir de Sudán, donde mantuvo una reunión con el Papa Francisco.

Ibrahim, de 27 años de edad, fue condenada a muerte el pasado mes de mayo por un tribunal sudanés por abandonar el islam y convertirse al cristianismo, la religión que profesa su marido. La Justicia suspendió su ejecución hasta después del periodo de lactancia de su hija, a la que dio a luz en prisión.

Sin embargo, en una decisión inesperada, una corte de apelaciones sudanesa revocó la sentencia contra Ibrahim y ordenó su puesta en libertad inmediata, después de lo cual fue traslada a un lugar desconocido junto a su familia, que ha recibido amenazas.

Poco después, fue detenida por las autoridades tras intentar abandonar el país con destino a Estados Unidos con documentación presuntamente falsa facilitada por la Embajada de Sudán del Sur.

Aunque Ibrahim es sudanesa, su marido, Daniel Wani, es un cristiano con nacionalidad estadounidense nacido en lo que hoy es Sudán del Sur, que proclamó su independencia el 9 de julio de 2011, por virtud de un acuerdo entre Jartum y Yuba.