Llaman a partido opositor en Mozambique a cesar ataques armados

0
563

RENAMOEl gobernante Frente de Liberación de Mozambique (Frelimo) llamó al principal partido opositor Renamo a que cese los ataques armados que  castigan al pueblo y destruyen el país.

En una declaración, emitida al final de la quinta sesión ordinaria del Comité Central, el Frelimo considera que las agresiones de la Resistencia Nacional Mozambiqueña (Renamo), que ocurren desde el 2013, tienen como blancos al Estado y a las familias.

Tales embestidas, indica la nota, impiden el normal funcionamiento de las instituciones y provocan la desaceleración del desarrollo del país, así como hacen retroceder las conquistas del pueblo.

Según el documento, Renamo recurre a asesinatos de personas y a la destrucción de infraestructuras públicas y privadas, entre otros bienes.

El Comité Central del Frente denuncia y condena con vehemencia los ataques perpetrados por el partido opositor como estrategia para crear inestabilidad y ascender al poder por la fuerza.

Insta al gobierno a reforzar sus instituciones para garantizar la defensa de la soberanía, recoger armas ilegales y hacer cumplir las leyes.

Para Frelimo, los ataques armados de Renamo son orientados por su líder (Afonso Dhlakama) en algunas zonas del país y resultan actos antidemocráticos, ilegales e inconstitucionales que constituyen una flagrante violación de los fundamentos del Estado de Derecho Democrático.

El Frente pide al presidente Filipe Nyusi que prosiga incansablemente con su propuesta de diálogo de paz a Dhlakama.

En un intento por buscar la paz efectiva en Mozambique, el mandatario convidó a retomar el diálogo al jefe opositor, quien reitera que gobernará en seis provincias del centro y norte del país, donde reclama una victoria en las últimas elecciones generales (octubre de 2014).

Dhlakama rechazó siempre una posible reunión con Nyussi para resolver la crisis política y acusa al gobernante y a Frelimo de excluir todas las iniciativas encaminadas a encontrar una manera de salir del callejón sin salida.

Ante la nueva convocatoria a un diálogo pacificador, el cabecilla de la Resistencia no se ha pronunciado.