Líder opositor mozambiqueño tendrá última morada en tierra natal

0
418
A la espera hoy de los detalles sobre sus funerales, el fallecido líder opositor mozambiqueño Afonso Dhlakama tendrá la última morada en su natal Chibabava, en la costera provincia de Sofala.

Su muerte, al parecer por una grave crisis de diabetes, le sorprendió en la fase final de negociaciones de paz entre el gobierno y la Resistencia Nacional Mozambiqueña (Renamo), enfrentados desde 2013 por desacuerdos en el resultado de las elecciones que ganó el gobernante Frente de Liberación de Mozambique (Frelimo).

De acuerdo con informaciones periodísticas, el cuerpo de Dhlakama llegó esta madrugada a la morgue del Hospital Central de Beira.

Entretanto, el expresidente Joaquim Chissano se mostró afligido por el deceso del líder de la opositora Renamo.

Es una gran pérdida porque trabajé con Dhlakama para traer la paz a Mozambique y después continué contactándolo. Ambos firmaron en 1992 el Acuerdo General de Paz en Roma que puso fin a la guerra civil de 16 años.

Después del luto, dijo Chissano, los mozambiqueños deben seguir el ejemplo del mandatario Filipe Nyusi y el ahora occiso que reconocieron las diferencias, miraron para el futuro de la nación y completar el proceso para que nunca más haya guerra en Mozambique.

Dhlakama falleció a las 08:00 hora local del jueves en la sierra de Gorongosa a los 65 años de edad, donde vivía desde 2015.

En declaraciones a la Televisión de Mozambique, Nyusi dijo que se realizaron tentativas para trasladarlo por vía aérea al extranjero para que recibiera asistencia médica ante sus complicaciones de salud hacía varios meses.

Para el académico Lourenzo do Rosario la pérdida del opositor, cinco veces derrotado en las urnas (1994, 1999, 2004, 2009 y 2014), coloca el proceso de negociaciones para la paz en una incógnita, pues las tratativas las realizaba personalmente con el jefe de Estado.

Su objetivo era ser el presidente de este país, subrayó do Rosario, quien convivió con el fallecido.

Para el vocero de Frelimo, Caifadine Manasse, este es un momento de dolor para los mozambiqueños, al tiempo que manifestó sus condolencias por el hecho.

‘Esperamos que este dolor permita que la Renamo mantenga la serenidad y los intereses de Afonso Dhlakama en la búsqueda de la paz. El Frelimo hará todo para avanzar con la paz y tenemos fe que los miembros de la Renamo van a organizarse para que el proceso comenzado con Afonso Dhlakama continúe andando’, dijo la víspera Manasse.