Libre comercio en África, despegue hacia el desarrollo

0
427

Por Richard Ruíz Julién

La Unión Africana (UA) predijo hoy que si todos los estados miembros se unen al Área de Libre Comercio Continental (Afcfta), las ganancias para la región superarán para 2030 los seis mil 700 millones de dólares.
El bloque regional publica en los últimos días varios comunicados e informes con reflexiones de especialistas en temas económicos sobre el rol del Afcfta, en un llamado a los países africanos para que ratifiquen lo antes posible el convenio, al evaluar sus ventajas por encima de los desafíos.

La esperanza es que el acuerdo desencadene un ciclo virtuoso de mayor comercio intraafricano, que a su vez impulsará la transformación estructural de las economías: la transición de actividades de baja productividad a una fase industrial y de servicios, refirió el profesor Landy Signé, especialista en asuntos políticos y económicos de África.

A su vez, destacó, producirá empleos mejor remunerados y tendrá así un impacto positivo en la reducción de la pobreza.

Firmar el acuerdo fue solo el comienzo, pues para que entre en vigor 22 naciones deben ratificarlo; los cuerpos legislativos nacionales deben aprobar y sancionar formalmente el marco, mostrando un compromiso total con la implementación.

El presidente de Níger, Issoufou Mahamadou, quien ha estado a favor del Afcfta, apunta a completar el proceso de ratificación en enero de 2019.

Algunos estudios demostraron que al crear un mercado panafricano, el comercio podría aumentar en aproximadamente un 52 por ciento para 2022.

La UA sostuvo, por tanto, que un mejor acceso a productos y comercialización regional crea economías de escala.

Combinado con políticas industriales apropiadas, esto contribuye a formar un sector industrial diversificado y al crecimiento en el valor agregado de fabricación, que representa solo alrededor del 10 por ciento del PIB total en África, en promedio muy por debajo de otras regiones en desarrollo, manifestó Signé.

La industria representa entre un cuarto y un tercio de la creación de empleo total en otras partes del mundo y, según expertos, una persona joven en África tiene el doble de probabilidades de estar desempleada cuando llega a la adultez.

Esta es una situación especialmente estresante dado que más del 70 por ciento de los habitantes de la región subsahariana tiene menos de 30 años.

Pero, para aumentar el impacto, las políticas deben ponerse en marcha centradas en la productividad, la competencia, la diversificación y la complejidad económica, manifestó el investigador Tefere Adamus, de la Universidad de Addis Abeba.

En otras palabras, plantearon los analistas, las autoridades deben crear condiciones propicias para garantizar que la productividad se eleve a los estándares de competitividad internacional.

El objetivo debe ser garantizar que los productos fabricados en los países se comercialicen de manera competitiva en el continente y en el extranjero, además de diversificar el alcance y la complejidad de los bienes y servicios.

Cinco claves se destacan en ese sentido: formar capital humano, reducir el costo de hacer negocios, crear redes de suministro, así como incentivos fiscales y aumentar las inversiones.

El área continental de libre comercio también proporcionará a los líderes africanos un mayor poder de negociación para eliminar las barreras a la exportación, lo cual ayudará a evitar acuerdos con otros países y bloques comerciales, que probablemente perjudiquen las exportaciones y el desarrollo industrial, concluyeron los académicos.