Libia podrá armarse para combatir al ISIS

0
518

LibiaLos ministros de Exteriores de la Unión Europea, Estados Unidos, norte de África, Cercano Oriente y países con poder de veto en Naciones Unidas, se reunieron en Viena para buscar fórmulas que permitan reforzar el gobierno de unidad de Sayez al Serraj, amparado por la ONU.

John Kerry, secretario de Estado del gobierno de Obama, en una rueda de prensa junto al ministro de Asuntos Exteriores italiano, Paolo Gentiloni, declaró que la comunidad internacional va a apoyar la exención del embargo de armas del Consejo de Seguridad de la ONU para adquirir armas y munición para luchar contra ISIS.

“Garantizar la seguridad y defender el país del terrorismo debe ser la tarea de las fuerzas de seguridad unificadas y reforzadas”, señalaron los ministros.

El inestable país se enfrenta a un poder cada vez mayor del ISIS junto con el de las mafias y jefes tribales que desde la desaparición de la dictadura de Gadafi han convertido a Libia en un avispero a punto de explotar.

La importancia de la estabilidad libia para la comunidad internacional ha vuelto a situarse sobre la mesa de los principales mandatarios internacionales. La estabilidad del norte de África es uno de los frentes que más preocupan a la comunidad internacional en la lucha contra el terrorismo islámico de carácter global. El gobierno de unidad presidido por Sayez al Serraj es la gran esperanza de los países vecinos y mandatarios internacionales para lograr una seguridad y estabilidad en el corazón del norte de África que todavía se antoja muy frágil.

Además, una vez cerrada la ruta de los Balcanes en Grecia, se está convirtiendo en uno de los principales países utilizados por las mafias que trafican con seres humanos para realizar travesías marítimas hacia las costas europeas.

El jefe de la diplomacia estadounidense indicó que será necesario controlar que las armas no lleguen a ningún grupo que no sea el Gobierno de unidad nacional. “Es un equilibrio delicado”, reconoció Kerry, quien sostuvo que “si hay un gobierno legítimo y está luchando contra el terrorismo, no debería ser prisionero o víctima del embargo de armas”. Gentiloni, en tanto, precisó que “no estamos hablando de eliminar el embargo, pero el embargo permite exenciones”.