Libertad a la periodista detenida por trasladar inmigrantes tras un salto de la valla en Melilla

0
363

MelillaLa fotógrafa freelance Ángela Ríos fue arrestada después de un intento de salto a la valla en Melilla, protagonizado por unos 70 inmigrantes. La periodista, que colabora con varios medios de comunicación como France Presse o EL MUNDO, fue trasladada a las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil en la ciudad autónoma acusada de un delito de favorecimiento de la inmigración irregular y esta tarde ha sido puesta en libertad, según ha informado una compañera de AFP.

Ríos ha quedado en libertad provisional, sin medidas cautelares, pero está imputada de un delito contra el derecho de los ciudadanos extranjeros, informa desde Melilla Paqui Sánchez.

La foto periodista se negó a declarar en la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla, adonde fue trasladada tras los hechos y donde su abogado presentó el habeas corpus -por detención ilegal-.

A primera hora de la tarde fue trasladada al Juzgado de Instrucción número dos, en funciones de guardia, donde prestaron declaración tanto ella como un testigo propuesto por su abogado, tras lo cual el magistrado Emilio Lamo de Espinosa decretó su libertad provisional, unas 12 horas después de producirse los hechos.

Según la Delegación del Gobierno en Melilla, cuatro inmigrantes que lograron entrar en la ciudad autónoma fueron avistados por los agentes cuando circulaban a bordo de un vehículo conducido por la fotoperiodista melillense. Los subsaharianos lograron escapar finalmente del coche y los agentes de la Guardia Civil interceptaron a la mujer que conducía el vehículo.

«Cuando se la detiene ni se encontraba ejerciendo como periodista en la zona de seguridad próxima al salto, ni tampoco ella se identifica como tal, por lo que su detención no guarda ninguna relación con el ejercicio del derecho a la información», aclara la nota de la Delegación del Gobierno en Melilla.

Desde la ONG Prodein denuncian que se trata de «otra vuelta de tuerca para amordazar a la prensa y que no haya periodistas haciendo fotos de la actuación de los guardias civiles en la valla de Melilla», según declara el director de la ONG Prodein, José Palazón. De hecho, él mismo asegura que ha trasladado a inmigrantes una vez que han llegado a territorio español sin que nunca haya sido detenido.

Los abogados consultados por este periódico argumentan que llevar en coche a unos inmigrantes cuando han traspasado la frontera no es delito. «Sería delito si se pudiera demostrar que ha habido una concertación previa entre el inmigrantes y esta persona o en el caso de que hay habido ánimo de lucro. En este caso se nota cierto aire represivo porque es un despropósito», ha manifestado Paco Solans, portavoz de la Subcomisión de Extranjería del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE).

El intento de entrada se produjo en torno a las 5.20 horas de la mañana por la zona comprendida entre el Cerro de la Palma Santa y el puesto fronterizo de Farhana. Unos cinco inmigrantes consiguieron entrar de los que uno de ellos resultó herido en las manos tras intentar sortear la doble valla de seis metros de altura. Los otros cuatro escaparon cuando iban a ser interceptados en el coche de la fotógrafa, según la versión oficial. Los inmigrantes aprovecharon la espesa niebla que cubría la ciudad autónoma a esas horas para acercarse a la valla y saltar.