Líbano ordena arresto de hijo de Gadafi por desaparición de clérigo

0
423

hannibal-gadafiUn juez de investigación libanés interrogó a Hannibal Gadafi, hijo del asesinado líder libio Muamar, luego de emitir una orden de arresto por el caso de la desaparición de un clérigo chiita en 1978.

Fuentes oficiales en Beirut indicaron que peritos e instructores prosiguieron la interpelación judicial iniciada ayer al vástago de Gadafi, quien supuestamente declinó aportar datos que le fueron recabados sobre el incidente que enturbió las relaciones entre El Líbano y Libia.

En ese sentido, el magistrado Zaher Hamadeh emitió una orden de arresto en su contra por el delito de retención de información ligada al caso del religioso musulmán chiita y dos de sus acompañantes.

La justicia local intenta desde 1978 obtener información que ayude a esclarecer lo ocurrido al Imán Moussa Al-Dasr y sus dos ayudantes cuando viajaron a la nación norafricana en aquella fecha y allí se les perdió el rastro, presuntamente luego de ser secuestrados y asesinados.

Tras escuchar el lunes los vagos testimonios de Hannibal Gadafi, quien se encontraba en este país para visitar a su esposa, Aline Skaff, de nacionalidad libanesa, las autoridades le permitieron hablar con ella por teléfono unos minutos, antes de remitirlo a la Fiscalía.

El ahora fue entregado el viernes pasado a las autoridades de El Líbano tras conocerse que había sido objeto de un breve secuestro a manos de un grupo armado al parecer vinculado a partidarios del Imán Al-Sadr, en la región noreste de Baalbeck.

Además de la acción del juez, el abogado de la familia del religioso desaparecido presentó una demanda contra Gadafi, de 40 años, lo cual complica más su estatus judicial aquí.

La televisión LBCI aseguró que Hannibal confesó que el gobierno que dirigió su padre tuvo que ver con el secuestro y habría nombrado incluso a la persona que suplantó la identidad de éste y viajó a Roma en 1978.

Agregó, siempre de acuerdo con el canal, que las fuentes de su información fueron su hermano Saif Al-Islam y el oficial de inteligencia Al-Mutassem Billah, pero esas versiones carecen de confirmación de las autoridades.

Por su lado, el canal Al-Jadeed TV citó alegados comentarios del hijo de Gadadfi al juez Hamadeh en los que indicó que Al-Sadr fue detenido en una casa en Trípoli, la capital libia, y que nunca viajó a Roma.

«Mi padre acusó al (exprimer ministro libio) Abdul Salam Jalloud por el caso de la desaparición de Al-Sadr», aseveró el interrogado, quien también indicó que su hermano Mutassem, muerto durante el levantamiento popular en Libia (2011), «tenía información acerca del Imán», según Al-Jadeed TV.

Añadió que el hombre que suplantó la identidad del religioso y vistió sus ropas para viajar a la capital italiana es una figura bien conocida que actualmente reside en un país árabe, pero declinó nombrarlo.

La justicia libanesa imputó en 2008 al entonces mandatario libio Muammar Gadafi por el referido caso, aunque Trípoli siempre negó cualquier responsabilidad y alegó que el Imán y sus acompañantes llegaron a trasladarse del territorio libio al italiano.