Lesoto: elecciones tras disolución del Parlamento

0
727
Con la disolución del Parlamento, Lesoto aguarda por la próxima fecha para nuevas elecciones, apenas dos años después de la llegada al poder de Pakalitha Mosisili.

 

El viceprimer ministro Mothetjoa Metsing informó a través de la televisión local la decisión del rey Letsie III y dijo que dentro de cuatro días será anunciada la fecha de los comicios, lo cuales -según las normas- deben ocurrir dentro de los tres meses siguientes al cierre parlamentario.

Mosisili, quien perdió un voto de confianza el 1 de marzo en el Legislativo, pidió al monarca que aplicara el procedimiento, similar a lo vivido en el país en 2014, durante el Gobierno de Thomas Thabane.

Líder del partido Congreso Democrático (DC), Mosisili se reinstaló al frente de los destinos de la nación luego de vencer en febrero de 2015 a Thabane, del All Basotho Covention (ABC), entonces primer ministro.

Ahora el ABC parece favorecerse con las divisiones surgidas en el DC y sumó al bloque de adversarios de Mosisili al disidente del partido gobernante Monyane Moleleki con su recién formada agrupación, Alianza de Demócratas (DA).

A tono con el pacto político opositor, Moleleki sería el primer ministro durante los primeros 18 meses después de formar el Gobierno, tras los eventuales comicios, y más tarde asumiría Thabane, que en principio ocuparía el cargo de viceprimer ministro.

Completamente enclavada en el territorio de Sudáfrica, Lesoto, uno de los países más pobres del mundo, es una monarquía constitucional.

Obtuvo su independencia del Reino Unido en 1966, pero han sido frecuentes los golpes de Estado desde entonces.

Datos de organismos internacionales revelan que cerca del 43 por ciento de su población, que no rebasa en mucho los dos millones de habitantes, vive por debajo del umbral de la pobreza.

En cuanto a su economía depende en gran medida de Sudáfrica, al que exporta agua, su más preciado recurso, y además, cuenta con los dividendos de las remesas.

La Comunidad para el Desarrollo de África del Sur (SADC) ha mediado reiteradamente a favor de la paz y la estabilidad en el reino montañoso.

Un intento fallido de asonada castrense en 2014 y un oficial de alto rango considerado cercano a Thabane asesinado en 2015, fueron algunos de los hechos anteriores que matizan el escenario.