Leales a ex general libio atacan bases de islamistas en Bengasi

0
271

Khalifa HaftarFuerzas leales a un ex general libio atacaron hoy objetivos en la ciudad de Bengasi, incluidas bases de milicias islamistas y un cuartel del Ejército obediente al Congreso General Nacional (CGN, gobierno de facto).

Entre los blancos alcanzados por los cazas que se han sumado al general desertor Khalifa Haftar están bases de las milicias Ansar Al Sharia y Brigada del 17 de Febrero, el cuartel general de un batallón de blindados, y el Palacio de la Corona, un edificio antiguo, precisó un portavoz oficial.

En la propia Bengasi, el comandante de la aviación sumada a Haftar, Saqr Jerushi, anunció que el autodenominado Ejército Nacional Libio, la milicia de Haftar, planea nuevas operaciones para sacar de la zona a los grupos armados islamistas y que las operaciones de hoy contaron con apoyo de la Policía.

Haftar, capturado durante la guerra entre Libia y Chad a fines del siglo pasado, y liberado por Estados Unidos, donde se asiló más de 20 años,juró librar a su país de “la escoria islamista”, en alusión a los grupos armados que sirvieron el pretexto para la agresión militar de la OTAN en 2011.

Los ataques de la alianza atlántica derrocaron al Gobierno liderado por Muamar Gadafi, durante cuya gestión Libia tenía el índice de desarrollo humano más alto de Africa, y desde entonces ha devenido el poder real en este país del norte de Africa sumido en el caos.

Hoy también, la milicia Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) convocó a los libios a combatir contra el ex general Haftar, de 72 años, a quien calificó de apóstata.

Los llamamos a unirse para liquidar el símbolo de la traición y la apostasía, Khalifa Haftar, y los seguidores de (el derrocado líder libio Muamar) Gadafi bajo su mando, dice un comunicado difundido a través de la Internet.

Gracias al apoyo del sanguinario (presidente electo egipcio Abdel Fattah) El Sisi, la complicidad de Estados Unidos y la subvención de los países (árabes) del golfo (Pérsico) el traidor Haftar ha lanzado una guerra contra el Islam con el pretexto de combatir el terrorismo, dice el comunicado.

Esta semana el Gobierno egipcio, instalado con el apoyo de El Sisi cuando era jefe del Ejército, tras la deposición del presidente Mohamed Morsi, emitió una declaración en la cual llamó a los beligerantes a la cordura y rechazó “los intentos de arrastrar a Egipto al conflicto” de ese país vecino.

AQMI, que opera en Túnez y Argelia, es una rama de la red Al Qaeda, y fue creada en Afganistán por el extinto Osama Bin Laden con el apoyo logístico y el entrenamiento del Ejército estadounidense para enfrentarla a las tropas soviéticas desplegadas en ese país del Asia central.

En tanto, la crisis libia mostró más signos de complicación después que el gabinete del primer ministro renunciante Abdallah Thini rehusó entregar las funciones al de su sucesor, Ahmed Miitig, designado en una sesión del CGN cuya validez fue impugnada.

El CGN está dominado ahora por el Partido Libertad y Desarrollo, la rama local de la Hermandad Musulmana, a la que se le suponen nexos con Al Qaeda.