Las medidas de Marruecos «abren la puerta a una escalada militar»

0
319

MINURSOEl ministro de exteriores de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Salem Ould Salek, ha avisado de que la expulsión del personal civil de la misión de la ONU para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) por parte Marruecos «abre la puerta a una escalada militar» y ha instado al Consejo de Seguridad del organismo internacional a restablecerla de forma «plena».

«La expulsión del componente civil de la MINURSO por Marruecos abre la puerta a una escalada militar y amenaza seriamente el proceso de descolonización iniciado por la ONU en el Sáhara Occidental», ha alertado en rueda de prensa en la Eurocámara el ‘ministro’ saharaui.

Por ello, ha instado al Consejo de Seguridad de la ONU a restablecer su misión y mandato de forma «plena» y a «fijar una fecha y un calendario específico para la organización de un referéndum de autodeterminación» sin «más retrasos», que ha recordado «es el único objetivo para el que la misión de la ONU fue establecida».

Salek ha instado a «la Unión Europea a asumir sus responsabilidades» y ha recalcado que «España, como potencia administradora, no puede desligarse de su misión y de su responsabilidad» tras criticar la «actitud inaceptable, arrogante» e «intransigente» de Marruecos.

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE JUSTICIA EUROPEO

El dirigente del Frente Polisario ha dejado claro que la sentencia del Tribunal de Justicia de Luxemburgo que invalidó el acuerdo comercial entre la UE y Marruecos por incluir en su aplicación al Sáhara occidental confirma «que el Sáhara Occidental no forma parte de Marruecos» y que «Marruecos no tiene ninguna soberanía sobre el territorio del Sáhara Occidental».

«Todos los acuerdos (de la UE) con Marruecos sobre el territorio del Sáhara Occidental son nulos y no tienen ninguna validez jurídica», ha avisado, criticando la «política de doble rasero» de la UE y su «complicidad» con Marruecos cuando «puede jugar un papel positivo».

«Los acuerdos de la Unión Europea con Marruecos sobre la pesca u sobre los productos agrícolas son acuerdos de explotación ilegal, un robo que lamentablemente se hace en violación del Derecho Internacional», ha criticado, al tiempo que ha denunciado la «contradicción muy grande» de la UE por disminuir su ayuda humanitaria para los refugiados saharauis y de otro lado «explotar nuestros recursos ilegalmente» en el marco de sus acuerdos con Marruecos.

Con todo, ha dicho que la RASD aspira a «tener también su sitio en Europa y a tener buenas relaciones en el futuro con la Unión Europea». «Está dispuesta a firmar acuerdos con la Unión Europea en su conjunto y con los países individuales, siempre en el marco de la paz y cuando se den las condiciones para hacerlo», ha añadido.

Salek ha vuelto a denunciar «las violaciones sistemáticas de los Derechos Humanos en las zonas ocupadas» y ha instado a la UE a «ejercer presión sobre Marruecos para que respete las fronteras de sus vecinos y que Marruecos sea realmente lo que dice su propaganda, un país democrático, porque no lo es». Asimismo, ha denunciado que «muchos» países de la UE envíen tropas «para imponer la democracia y el respeto de los Derechos Humanos» en algunos países y que «esos mismos» impidan que la misión de la ONU pueda «velar» por «el respeto de los Derechos Humanos» en el Sáhara Occidental.

También ha denunciado que «Marruecos está inundando la región» de drogas, una «fuente importante» para «los grupos terroristas y los crímenes transfronterizos».