Las facciones libias anuncian la reanudación de conversaciones mientras la cifra de muertos alcanza los 700

0
501

libia-cese-fuegoLas facciones enfrentadas en Libia han anunciado que reanudarán las conversaciones impulsadas por Naciones Unidas la semana que viene, en un nuevo esfuerzo por poner fin a una profunda crisis que ha provocado ya la muerte de al menos 700 personas.

La crisis comenzó el pasado mes de octubre, cuando las tropas del general Jalifa Haftar, que respaldan al Gobierno de Tobruk, el reconocido internacionalmente, lanzaron una ofensiva para expulsar a las milicias islamistas de Benghazi, logrando recuperar el aeropuerto y varios campamentos militares perdidos durante el verano.

Desde entonces, los efectivos a las órdenes del primer ministro, Abdulá al Thini, intentan hacerse con el control del puerto y de otros dos distritos donde, según su versión, se esconden los yihadistas de Ansar al Sharia.

Libia sufre la peor crisis desde la caída de Muamar Gadafi, el 20 de octubre de 2011. Con dos gobiernos y dos parlamentos –solamente unos, los de Tobruk, reconocidos internacionalmente– y continuos combates en el este, se teme que el país caiga en otra guerra civil.

Hace un mes, la ONU consiguió que varios miembros de ambas facciones se reuniesen en Ginebra, pero el gobierno de Trípoli exigía que las conversaciones tuviesen lugar en Libia. Sin embargo, finalmente las conversaciones se reanudarán la semana que viene.

SIETE SOLDADOS MUERTOS

Pese a estas noticias, los combates continúan en Libia, que este sábado han provocado la muerte de siete soldados, además de 41 heridos, durante los enfrentamientos por controlar una zona portuaria, según fuentes médicas.

Estas víctimas han hecho aumentar a 700 los muertos como consecuencia de los enfrentamientos entre ambas facciones desde que comenzase la crisis.