Las cinco «liebres» de la carrera presidencial argelina

0
406

Ali BenflisOpositores, expertos y medios privados argelinos coinciden en afirmar que en la carrera electoral para las elecciones del próximo día 17 solo compite un corredor, Abdelaziz Buteflika, al que acompañan cinco candidatos sin apenas opciones a los que sarcásticamente denominan «liebres».

Así ha ocurrido, al menos, en las últimas tres elecciones presidenciales de 1999, 2004 y 2009.

En las primeras, los seis candidatos que aspiraban junto a Buteflika a ocupar la silla presidencial se retiraron la víspera de la jornada electoral, dejando el camino libre al antiguo ministro de Exteriores argelino.

En las dos siguientes citas con las urnas, Buteflika, convertido ya en candidato-presidente tampoco necesitó una segunda vuelta para reeditar victoria.

En 2004 se impuso con el 85 por ciento de los votos por delante del exprimer ministro Ali Benflis, que solo consiguió un 6,4 por ciento de apoyos.

Cinco años más tarde, en los comicios de 2009, a los que Buteflika se presentó tras suprimir de la Constitución el artículo que limitaba el número de mandatos presidenciales, reeditó victoria en la primera vuelta con un apabullante 90 por ciento de los apoyos.

Por detrás, la candidata del Partido de los Trabajadores (PT), Luisa Hanun, la única mujer que se ha presentado a los comicios presidenciales en Argelia, se tuvo que conformar con un escaso 4,5 por ciento de los sufragios.

Tanto Benflis como Hanun repiten suerte este año, junto a ellos, otros tres candidatos aspiran a vivir durante el próximo lustro en el palacio presidencial de Al Muradiya.

Estos son algunos de los datos biográficos de los aspirantes:

Ali Benflis, jefe de la campaña electoral de Buteflika en 1999 y su antiguo confidente, parte como el candidato con más opciones después del jefe de Estado.

Nacido el 8 de septiembre de 1944 en Batna (este) y abogado de profesión, ocupó el cargo de primer ministro entre 2000 y 2003 y el de secretario general del partido único Frente de Liberación Nacional desde el 2001 hasta 2003.

Luisa Hanun, infatigable defensora de la causa de los derechos de la mujer, es la única candidata y a su vez la única mujer que dirige una formación política en el país norteafricano.

Abogada de carrera, Hanun nació el 7 de abril de 1954, en la localidad de Chefka, provincia de Yiyel (centro-norte).

Ali Fawzi Rebain, presidente del partido Ahd 54, es otro de los habituales de las carreras presidenciales argelinas.

Oftalmólogo de profesión, nació el 24 de febrero de 1955 en Argel y es hijo de Fatima Uzeguan, una de las más celebres guerrilleras de la guerra de independencia contra Francia.

Rebain, que en 1985 participó en la creación de la Liga Argelina de los Derechos Humanos y se involucró en la defensa de la causa beréber de la Cabilia ya probó suerte sin ningún éxito en los comicios de 2004 y 2009.

Musa Tuati, presidente del Frente Nacional Argelino (FNA) y antiguo combatiente del Ejercito, nació en la localidad de Beni Slimane, en la provincia de Medea -80 kilómetros al sur de Argel-, el 3 de octubre de 1953.

Antes de fundar el FNA en 1999, fue presidente de la Organización Nacional de los Hijos de los Mártires de la guerra de independencia.

Tuati concurrió en los comicios de 2009, en los que logró un 2,3 por ciento de los votos, y ya había intentado participar en los de 2004, en los que su candidatura fue rechazada por el Consejo Constitucional.

Abdelaziz Belaid, nacido en Meruana, provincia de Batna el 16 de junio de 1963, pasa por ser el aspirante más joven a la silla de la presidencia.

Candidato por el Frente Al Mustakbal (El Futuro), Belaid es doctor en medicina y antiguo miembro del Comité Central del partido gubernamental Frente de Liberación Nacional (FLN).

Antes de fundar su partido en 2012, también fue secretario general de la Unión Nacional de la Juventud Argelina.

Los cinco aseguran tener posibilidades de forzar una segunda vuelta, aunque muchos matizan que siempre y cuando las elecciones sean transparentes.