Las autoridades de Sudán secuestran otros dos diarios por informar de las protestas

0
216

Las autoridades de Sudán han secuestrado este martes otros dos diarios más por no atender a las directivas de las fuerzas de seguridad de no informar sobre las protestas que se vienen registrando en el país desde el fin de semana debido a la subida del precio del pan.

Los dos periódicos afectados por la medida son ‘El Jareeda’ y ‘El Baath’ ha indicado a la emisora Radio Dabanga el editor jefe del segundo y portavoz del partido político con el mismo nombre, Mohamed Widaa. Con estos dos periódicos son ocho los secuestrados por las autoridades por informar de las protestas de los últimos días.

“El motivo ha sido que ‘Baath’ informó de las noticias de las manifestaciones y la subida de los precios”, ha explicado Widaa. “No hay ningún diario respetado que no cubra estas noticias”, ha defendido, asegurando que para el diario es “imperativo” informar de las noticias, “incluso si lo que vemos hace que quieran confiscar el periódico”.

En este sentido, Widaa ha asegurado que el periódico no dejará de publicar o falseará los datos. “El aparato de seguridad está actuando por encima de la ley. El Gobierno es el único que está provocando las noticias actuales pero quiere evitar que se informe sobre ello”, ha denunciado.

Por su parte, el director del diario independiente ‘El Jareeda’, Majid El Goni, ha señalado que los efectivos de seguridad no han dado ninguna explicación cuando secuestraron los ejemplares en la imprenta este lunes, aunque ha reconocido que el hecho de que haya informado de las “protestas contra el nuevo presupuesto podría ser la razón para la confiscación”.

El Goni ha subrayado que su periódico había venido informando en los últimos días de las protestas. “Cada día las líneas rojas fijadas por el servicio de seguridad para la prensa sudanesa ganan territorio, impidiendo la publicación de nuevos temas”, ha lamentado.

El domingo, las autoridades sudanesas ya habían secuestrado seis diarios. La medida se enmarca en las protestas que desde el sábado se han venido registrando en varias ciudades del país, incluida Jartum, la capital, donde se manifestaron cientos de estudiantes que se enfrentaron a pedradas con la Policía.

El sábado hubo movilizaciones en la ciudad de Sennar, en el sur del país, después de que el precio del pan se duplicara en cuestión de días tras el anuncio del Gobierno de que eliminaría los subsidios en los presupuestos de 2018. Ya el domingo las protestas se extendieron a Jartum y otras ciudades y un estudiante de secundaria murió en la ciudad de Geneina.