Las armas nucleares son un riesgo inaceptable para la humanidad, ONU

0
406
El presidente en funciones de la Asamblea General de la ONU, Masud Bin Momen, advirtió hoy aquí que la existencia de las armas nucleares constituyen un riesgo inaceptable para la humanidad.

Al intervenir en la sesión inaugural de la conferencia para negociar un instrumento legalmente vinculante que prohíba esos artefactos de exterminio en masa, el diplomático advirtió que son varios los factores que pudieran desencadenar una tragedia de impredecibles proporciones, si no se eliminan las letales armas.

‘Un error, un pobre juicio, una falla técnica o un actor no estatal con acceso a armas nucleares pudieran causar una devastación inimaginable, incluyendo la pérdida masiva de vidas, la destrucción y los daños duraderos en el medio ambiente, el clima y la economía’, precisó en el foro, previsto aquí hasta el viernes.

Para Bin Momen, con razón los mortales artefactos son fuentes de temor y desconfianza entre las naciones, además de desviar cuantiosos recursos de otras áreas clave para el progreso humano.

El costo de producirlos, mantenerlos, mejorarlos y modernizarnos impide inversiones pública en servicios sociales y económicos, así como en el impulso a una paz sostenible, precisó.

De acuerdo con el presidente en funciones de la Asamblea, si esos recursos no se dedicaran a las armas nucleares, y se destinaran a implementar la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, los logros serían inmediatos, subrayó.

Bin Momen lamentó que por siete décadas la ONU haya tratado de eliminar las armas nucleares, sin poder alcanzar un mundo libre de ellas.

En ese sentido, destacó la resolución 71/258 de la Asamblea General, que decidió activar este año una conferencia dirigida a lograr la total eliminación de esos artefactos.

Según el documento, las negociaciones durante 2017 tendrán lugar en dos sesiones, del 27 al 31 de marzo, y del 15 de junio al 7 de julio, precedidas de una jornada para la organización del proceso, que ya se celebró el 16 de febrero.

Se trata de una oportunidad que debemos aprovechar para llegar al desarme nuclear, señaló.