Las «agendas extranjeras» sobre el conflicto libio

0
391

Idriss Déby ItnoEl presidente chadiano, Idriss Deby Itno, lamentó que existan «agendas extranjeras a la región» del Magreb que están «obstaculizando el diálogo entre los libios», y pidió a la ONU y la Unión Africana una mayor implicación para buscar un arreglo a la profunda crisis en Libia.

Deby Itno hizo estas declaraciones en Argel tras entrevistarse con el presidente Abdelaziz Buteflika sobre la crisis libia, dado que Argelia y Chad son dos de los vecinos con fronteras más largas con Libia y están preocupados por la inestabilidad en el país.

El presidente chadiano no especificó cuáles son esas «agendas externas», aunque las autoridades de Trípoli han señalado repetidamente a Egipto y Emiratos Árabes como los dos países que practican una mayor injerencia en Libia en contra precisamente de las autoridades de Trípoli y de los islamistas libios en general.

«Los libios deben hablar y encontrar un modelo que les permita acercarse más (entre ellos) y crear una nueva Libia unida y democrática», afirmó el presidente chadiano, en vísperas de una nueva ronda de diálogo nacional libio convocado para el 4 de enero por la misión de la ONU en el país magrebí.

Deby insistió en que son la ONU y la Unión Africana los que deben proponer y ayudar en la búsqueda de soluciones, en la misma línea que el llamamiento realizado el pasado 19 de diciembre en Nuakchot por cinco países del Sahel (Mauritania, Níger, Mali, Burkina y el mismo Chad) para pedir una «fuerza internacional de intervención» avalada por el Consejo de Seguridad de la ONU.

La idea de una intervención extranjera auspiciada por la ONU y la UA se abre paso en Libia ante la recurrencia de los combates.

Ayer, al menos cinco personas murieron y varias más resultaron heridas por los choques armados en distintos barrios de la ciudad de Bengasi (segunda del país), según dijeron a Efe fuentes policiales libias.

Según la fuente, la mayoría de la víctimas mortales son soldados leales al general sublevado Jalifa Hafter que perecieron cuando se enfrentaban contra las fuerzas islamistas de Maylis al Shura Zuar de Bengasi.

Las fuerzas pro Hafter, enfrentadas al gobierno de Trípoli, están enfrascados en una cruenta ofensiva lanzada para eliminar a lo que llaman «los terroristas» en la ciudad oriental de Bengasi, una ofensiva que no consiguen resolver tras varios meses de combates y cientos de muertos.

Hafter ha trasladado además su ofensiva también al oeste en los últimos días, atacando las posiciones de las fuerzas islamistas de Fayer Libia (Amanecer de Libia) y sus aliados.

Ayer Hafter lanzó ataques aéreos contra posiciones de milicias islamistas en la ciudad costera de Misrata, situada en el este de Libia, en los que dos médicos perdieron la vida.