La violencia interreligiosa deja tres muertos en República Centroafricana

0
379

ex-SelekaAl menos tres personas han muerto este miércoles en la capital de República Centroafricana por enfrentamientos interreligiosos que comenzaron cuando fuerzas de la antigua coalición musulmana Séléka arrojaron granadas contra viviendas de cristianos en el norte de Bangui.

   «Los musulmanes vinieron y prendieron fuego a las casas», ha relatado Aristide Yenga, un vecino de la zona de Ngou Simon que ha huido a los campamentos de desplazados para escapar de la violencia. Varios testigos han explicado que, tras el ataque de Séléka, jóvenes cristianos emprendieron represalias y quemaron residencias de musulmanes.

El cuerpo de un miliciano musulmán ha aparecido con la mano amputada en una calle de la zona, según un testigo de Reuters, mientras que otros dos musulmanes han perecido en los enfrentamientos ocurridos durante la noche, según un residente.

Un miembro de Médicos Sin Fronteras (MSF) que trabaja en el campamento de desplazados organizado en el aeropuerto de Bangui –donde viven unas 100.000 personas– ha confirmado la llegada a estas instalaciones de dos muertos y 15 heridos. Entre las víctimas mortales figura «un adolescente de doce años con un corte en la cabeza».

Este médico no ha podido aclarar si estas víctimas corresponden a los enfrentamientos de Ngou Simon o se trata de otros incidentes.

Desde que los milicianos de Séléka expulsaron en marzo del poder al entonces presidente, François Bozizé, los enfrentamientos entre miembros de este grupo y grupos cristianos conocidos como ‘anti balaka’ han sido constantes. Sólo en diciembre, más de mil personas perdieron la vida.