La Unión Africana muestra apoyo al gobierno de Etiopía

0
382
Por Richard Ruíz Julién
La Unión Africana (UA) ofreció nuevamente su apoyo al gobierno de Etiopía, que espera nombrar al próximo primer ministro por estos días, aunque se desconoce la fecha exacta.

En un comunicado al respecto, el bloque regional, en la figura del presidente de la Comisión de la UA, Moussa Faki Mahamat, declaró que estaban a disposición de las autoridades de este país en todo cuanto fuera necesario en la búsqueda de la democracia, el respeto y el avance hacia el desarrollo.

Se espera que el sucesor de Hailemariam Desalegn sea nominado pronto por el gobernante Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope y, de acuerdo con expertos, no es de extrañar que a Mahamat le preocupe la crisis en Etiopía.

La UA, con sede en Addis Abeba, necesita una Etiopía estable, declaró el propio titular de la Comisión del ente.

Etiopía ocupa una posición estratégica como sede de la UA y es clave en una parte inestable de África, puntualizó el texto difundido por la organización.

Asimismo, la Unión tiene alrededor de dos mil personas trabajando en la Comisión en esta capital, además de las numerosas oficinas de las Naciones Unidas, incluida la sede de la Comisión Económica para África, y hay más de 100 embajadas en la ciudad.

Esa gran presencia internacional, opinan analistas locales, crea empleos para muchos etíopes, impulsa el mercado inmobiliario capitalino y contribuye al crecimiento económico en la urbe, de hasta cinco millones de personas.

Al menos una vez al año en esta urbe también se organiza una gran cumbre de la UA con decenas de jefes de Estado y un gran contingente de medios de comunicación.

Hasta el momento, en palabras de Mahamat, o del presidente pro témpore de la UA, Paul Kagame, y otros líderes regionales, están agradecidos por la seguridad aquí presente; en un país que limita con estados plagados de conflictos como Somalia y Sudán del Sur, algunos creen que las medidas de seguridad fuertes están justificadas.

Nadie cuestiona el estado de Addis Abeba como sede de la única organización continental de África, destacó la UA.

Para algunos estudiosos, esto se debe en gran parte a la previsión del exmonarca de Etiopía, Haile Selassie, quien reunió a jefes de Estado africanos de todo el continente con la primera reunión de la Organización de la Unidad Africana (OUA) en Addis Abeba, en 1963.

Etiopía es el único país africano nunca colonizado y tiene una orgullosa historia que se remonta a la época de los imperios abisinios.

En 2000 y 2001, cuando se celebraron discusiones sobre la formación de la UA, muy pocos sugirieron una posible sede alternativa.

Varias estructuras de la UA se encuentran en otros lugares, como el Parlamento Panafricano, el Mecanismo de examen entre los propios países africanos y la Nueva Alianza para la Secretaría de Desarrollo de África, con sede en Sudáfrica; el Tribunal Africano de Derechos Humanos y de los Pueblos con sede en Gambia; y el Centro Africano para el Estudio e Investigación del Terrorismo con sede en Argel.

Pero Etiopía argumentó fuertemente para mantener la sede de la organización en Addis Abeba, de acuerdo con las fuentes históricas y la propia Unión Africana, que lo dejó claro en este más reciente comunicado.

Además de ser el lugar de nacimiento histórico de la OUA, Etiopía también es un jugador importante en el denominado cuerno de África debido a su fuerte papel militar en la región y alberga a casi 850 mil refugiados, la mayoría de Sudán del Sur, Somalia, Sudán y Eritrea.

Es también, según estadísticas, uno de los mayores contribuyentes a las misiones de mantenimiento de la paz de la ONU y la UA en el mundo, especialmente en Abyei (que limita con Sudán y Sudán del Sur), Darfur, Sudán del Sur y Somalia.

Mahamat afirmó en su declaración que espera con ansia el fortalecimiento de los pasos dados para responder a las preocupaciones expresadas por segmentos de la población en un espíritu de diálogo, tolerancia mutua y compromiso con los mejores intereses de Etiopía que trascienden todas las políticas y otras diferencias.

Los analistas coinciden en que, tradicionalmente, Etiopía es mucho menos susceptible a la influencia externa en sus asuntos internos que muchos otros países africanos.

La participación de la UA en la situación política interna de Etiopía no parece probable, sostienen.

La gran presencia de la UA y las organizaciones internacionales, sin embargo, mantiene al país y especialmente a su capital en el punto de mira.

En tanto, la UA, según el gobierno, también es importante para Etiopía, dada su contribución en términos de creación de empleo y oportunidades económicas en Addis Abeba.

En este sentido, y como mínimo, la presencia de la UA podría servir como un factor estabilizador en una situación muy compleja, en opinión de observadores y la propia prensa nacional, como el diario gubernamental The Ethiopian Herald.