La Unión Africana aplaza el relevo de Nkosazana Dlamini-Zuma

0
586

UA PresidenciaLa elección a presidente de la Comisión de la Unión Africana (UA) resultó aplazada para la cumbre de enero de 2017, tras la falta de consenso entre los jefes de Estado y Gobierno de la organización.

Los líderes decidieron «prolongar por un período de seis meses el mandato de la actual presidenta (Nkosazana Dlamini-Zuma), así como la de los respectivos comisarios», confirmó a la prensa el ministro angoleño de Relaciones Exteriores, George Chicoty.

Reiteró que no hubo consenso al término de siete vueltas (sin apoyo mínimo de dos tercios de los países miembros de la Unión).

Ninguno de los tres aspirantes al puesto de la política sudafricana alcanzó la mayoría de 36 votos que se necesita para ser elegido, trascendió a la prensa, luego de una votación a puerta cerrada en la mañana de este lunes.

Junto a la ministra de Relaciones Exteriores de Botswana, Pelonomi Venson-Moitoi, la ugandesa Specioza Wandira Kazibwe figuraba entre los principales pretendientes para suceder a Dlamini-Zuma, quien declinó continuar en el cargo.

También se mencionó al jefe de la diplomacia ecuatoguineana, Agapito Mba Mokuy, a quien su gobierno presentó como capaz de tener un papel decisivo para dinamizar la organización, al marcar una presencia más activa en el escenario internacional.

Respecto al presupuesto de la UA, Chicoty indicó que resultó aprobado en el orden de los 780 millones de dólares y se aceptó una tasa de impuesto de 0,2 por ciento sobre las importaciones de los Estados miembros.

Parte de esos recursos, agregó, serán destinados a proyectos de la Comisión, otra para el fondo de paz. Cada región debe contribuir con 65 millones para poder resolver los problemas de presupuesto, el cual será implementado en el 2017.

El ministro angoleño comentó que otra medida adoptada se relaciona con la necesidad de establecer la zona de comercio libre, que comenzaría en el 2017.

La víspera, se lanzó en el foro el primer pasaporte electrónico del continente.

Dlamini Zuma presentó y entregó de forma simbólica una copia de esos documentos a los presidentes Paul Kagame, de Ruanda, y Idriss Déby, de Chad.

Consideró el pasaporte africano único un paso fundamental en el proceso de integración y libre circulación de los ciudadanos.

Bajo el lema: «2016, año africano de los derechos humanos con especial incidencia sobre los derechos de la mujeres», la cumbre estuvo marcada por las celebraciones del aniversario 35 de la adopción de la Carta Africana y el 13 del Protocolo de Maputo, que reafirma el compromiso con la igualdad de género en el continente.

La Comisión de la UA abordó temas sustanciales como la integración, industrialización, derechos de la mujer, unidad continental, entre otros.

También en agenda figuró el análisis del retorno de las hostilidades en Sudán del Sur y la situación político-militar en Burundi, República Democrática del Congo y Sahara Occidental.