La UE y Rabat firman un acuerdo para reinserción laboral de emigrantes marroquíes

0
519

UE y RabatLa Unión Europea (UE) y el Gobierno de Marruecos firmaron ayer en Rabat un acuerdo destinado a la inserción socio-económica y acompañamiento de los emigrantes marroquíes en el extranjero que retornan desde Europa a su país.

Según los expertos y responsables marroquíes y europeos que asistieron hoy a la firma de este proyecto de movilidad UE-Marruecos, la iniciativa tiene como objetivo «analizar y reforzar el impacto positivo» que puede tener sobre el desarrollo de Marruecos la experiencia adquirida en el exterior por estos emigrantes.

Este proyecto, el primero cofinanciado por la UE con un monto total de 5 millones de euros durante tres años, persigue ofrecer un apoyo técnico a las políticas de Marruecos sobre la inmigración.

Además, en el marco de esta iniciativa se hará un diagnóstico de la «diáspora» marroquí residente en los ocho países asociados a esta iniciativa.

El ministro encargado de Marroquíes Residentes en el Extranjero y Asuntos de la Migración, Anis Birou, explicó que esta iniciativa esta destinada a acompañar a los emigrantes marroquíes que desean invertir en sus país de origen así como apoyar la inserción de competencias marroquíes en el extranjero en el mercado laboral marroquí.

Birou, que saludó la implicación de los países europeos de acogida en este proyecto, aseguró «un número de emigrantes marroquíes» tiene la voluntad de retornar a su país de origen, sobre todo aquellos que han sufrido el impacto de la crisis económica en los países de acogida, esencialmente enEspaña e Italia, pero no ofreció cifras.

Al respecto, señaló que su ministerio ha encargado un estudio para poder cuantificar a estos emigrantes «retornados» y también que desean retornar.

 El embajador de la UE en Marruecos, Rupert Joy, subrayó que a través de este proyecto la UE considera que la emigración «no es un problema, sino más bien un reto y una oportunidad» para los países de origen, de acogida y para los propios emigrantes.

Joy añadió que esta emigración de retorno podría convertirse hoy en día en un motor «potente» de desarrollo económico, social, cultural y humano.

Los emigrantes marroquíes en el extranjero se estiman en casi cinco millones de personas; de ellos, un 85 % residen en Europa.