La situación en Sudán del Sur a debate en el Consejo de Seguridad

0
95
El Consejo de Seguridad analiza la crisis en Sudán del Sur, donde una escalada de violencia empeora la situación de los civiles y agrava los problemas humanitarios del país, según denuncian en ONU.

El secretario general adjunto de operaciones de mantenimiento de paz, Jean-Pierre Lacroix, y el enviado especial para Sudán del Sur de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD), Ismail Wais, intervendrán en esta reunión, de acuerdo con la agenda prevista.

Se espera que Lacroix informe al órgano de 15 miembros sobre la misión de Naciones Unidas en Sudán del Sur (Unmiss), como se solicitó en la resolución 2406 del 15 de marzo, que renovó el mandato de ese equipo durante un año más.

A pesar de la firma, el 21 de diciembre de 2017, del Acuerdo de Cesación de Hostilidades como resultado de la primera fase del foro de revitalización de los diálogos convocado por la IGAD, los combates continúan en Sudán del Sur.

La Unmiss -en un comunicado de prensa publicado a finales de abril- alerta sobre el aumento de las confrontaciones violentas en algunas regiones de ese país africano.

Esto tiene ‘un impacto devastador en miles de civiles y en agencias humanitarias’. Las personas huyen a zonas pantanosas y quedan sin acceso a las ayudas, incluidos alimentos, agua potable y atención médica.

El comunicado señala además que los equipos de la Unmiss el terreno están denunciando incidentes de asesinatos, violencia sexual, casas incendiadas, robos de ganado y saqueos de hospitales y escuelas.

Dos trabajadores humanitarios fueron asesinados en abril, lo que eleva a 100 el número total de los que han muerto desde que comenzó el conflicto en diciembre de 2013.

Sudán del Sur logró la independencia de Sudán en julio de 2011, después de la celebración de un referéndum.

Poco tiempo después, el Consejo de Seguridad de la ONU estableció la Unmiss con el fin de apoyar la transición y mientras el panorama allí representara una amenaza para la paz y la seguridad en la zona.

Debido al enfrentamiento político entre dos grupos rivales -que estalló en diciembre de 2013- la ya frágil situación empeoró y hasta la fecha, se ha producido una de las peores crisis de desplazados del mundo.