La singular belleza del Danakil, el lugar más caliente de la Tierra

0
271
Ubicada a 100 metros por debajo del nivel del mar y con uno de los climas más extremos en la tierra, la depresión de Danakil en Etiopía atrae hoy a miles de visitantes.

Los viajeros van guiados por la aventura de presenciar los multicolores paisajes que parecen de otro planeta, aunque para algunos se convierte en una auténtica expedición a través de las temperaturas más cálidas del mundo.

‘En el camino cruzamos montañas con hermosas vistas, pequeños pueblos e incluso un par de campamentos de refugiados de Eritrea, lo que hacía que el viaje fuera agotador y largo; sin embargo, valió la pena cada minuto cuando sabes que estás a punto de visitar este increíble paraje’, declaró a la prensa local Teshome Ayele, operador turístico.

Este país del denominado cuerno africano se embarcó en una carrera para promover los lugares únicos y con potenciales atractivos de la geografía nacional, entre los que destaca Danakil, conocido comúnmente como ‘el infierno o el lugar más cruel de la superficie terrestre’.

La campaña, en opinión de expertos, está dando resultado, pues va acompañada de paquetes a mejor precio, que incluyen hospedaje, servicio de guía y otras facilidades.

Así, el último mes se reportó la visita de alrededor de 850 personas, lo que está previsto se incremente en los próximos meses, de acuerdo con un reporte emitido por el Ministerio de Turismo.

Ubicado en el noreste etíope, la región es toda una curiosidad geológica.

Se encuentra en la unión entre tres placas tectónicas y con África y Asia separándose, algunos de los paisajes más extraños se han formado aquí; su estructura es tan diferente de cualquier otra cosa, que los científicos lo toman como punto de partida para investigar cómo podría ser la vida en otros rincones del universo.

Cuando el día casi termina, los grados centígrados aún se mantienen sobre los 43 (109 grados F).

La primera parada suele ser las minas de sal del lago Karum; los trabajadores permanecen largas horas, sin la menor señal de fatiga: con tantos años bajo el intenso sol la piel está curtida, como si fueran por completo inmunes al clima extremo.

‘Incluso caminan decenas de kilómetros con solo un par de botellas de agua’, subrayó Ayele.

Paseando por la zona se pueden ver algunos lugareños, la gente de Afar, liderando grupos de 10-12 camellos cargando sal.

Estas caravanas transportan el oro blanco de Etiopía desde el lago hasta la pequeña ciudad de Mekele: un viaje que puede llevar una semana.

Rodeado de nada, el suelo salado en combinación con las enormes cantidades de polvo en el aire creó un filtro blanco, que una vez se pone el sol se transforman en diferentes tonos de rosa que incluso iluminan el cielo.

Un recorrido por la depresión debe planearse con anticipación y nunca es una experiencia de bajo costo, pero las autoridades estudian viabilizar los mecanismos, en opinión de Solomon Hebressalassie, director del departamento de Recursos Turísticos del citado ministerio.

Hasta el momento, los operadores deben solicitar una gran cantidad de permisos y la situación en la región ha sido más que un poco volátil en los últimos años.

Solo se permiten visitas guiadas y cada una de estas excursiones debe ir acompañada de una escolta militar; el alojamiento y las instalaciones son mínimos y básicos.

De cualquier forma, Danakil no es un viaje para aquellos que buscan lujo, manifestaron la mayoría de los turistas en encuestas realizadas.

Ir a este enclave sin pasar por Dallol, un volcán de cono de ceniza, es como no haber estado, no haber vivido la experiencia como se debe, aseguró Hebressalassie.

Las formaciones blancas, rojas y neón-amarillas de minerales, hierro y sal crean un paisaje mundial de fantasía. Dallol fue parte del Mar Rojo hace millones de años.

Sin embargo, el agua se evaporó debido a las altas temperaturas y dejó atrás los lagos de sal como un recordatorio de su pasado.

Explorar piscinas ácidas en condiciones climáticas al límite hace que Dallol sea un destino imperdible para los amantes de la aventura, esto no se puede encontrar en ningún otro punto geográfico, resaltó el experto.

Por último, está Erta Ale, el volcán más activo de Etiopía y uno de los pocos lugares en el mundo donde los visitantes tienen la oportunidad de ver un lago de lava a pocos metros de distancia.

Desde las vistas incoloras en Karum, los paisajes de neón en Dallol hasta la erupción negra de Erta Ale, un recorrido por Danakil es un viaje a través de un espectro completo de colores que, de vez en cuando, te hará olvidar que todavía estás en este planeta, concluyeron los especialistas.