La represión policial de las protestas en Camerún deja dos muertos

0
656

Dos personas han muerto y diez han resultado heridas a causa de la represión policial de las protestas que han estallado en la región angloparlante de Camerún, el noroeste, según han informado este viernes fuentes de seguridad y políticas.

Las manifestaciones comenzaron el pasado mes de noviembre en la ciudad de Bamenda protagonizadas por abogados y profesores que denunciaron la discriminación que sufre la población angloparlante por parte de la mayoría francófona.

Desde entonces, la violencia no ha hecho más que aumentar. Este viernes ha alcanzado la localidad de Ndop, donde la Policía ha abierto fuego contra una turba de personas que se dirigía a la comisaría para exigir la liberación de los sospechosos de incendiar una escuela francófona.

«Alrededor de las 11.00 (hora local) los manifestantes se han vuelto más agresivos, la Policía ha disparado en defensa propia y dos personas han muerto en los enfrentamientos. Otras diez han resultado heridas», ha dicho una fuente policial.

Organizaciones de defensa de los Derechos Humanos han expresado su preocupación por la represión de las protestas. Naciones Unidas, por su parte, ha asegurado que tiene informes con numerosas denuncias sobre el veto a las web en inglés de Camerún.

«Estoy particularmente preocupado por el limitado espacio para la libertad de expresión en un momento en el que su promoción y protección deberían ser lo más importante», ha dicho el relator especial de la ONU para este tema, David Kaye, en un comunicado.

Estas revueltas, que el pasado mes de diciembre ya dejaron cuatro muertos en Bamenda, son el principal desafío al que se enfrenta el presidente camerunés, Paul Biya, de 83 años de edad, que gobierna la nación africana desde 1982.