La pugna electoral nigeriana ya tiene protagonistas

0
344
Con la elección por el Partido Democrático Popular (PDP, acrónimo inglés) de Atiku Abubakar como candidato a las presidenciales de 2019, Nigeria cuenta con los dos protagonistas de esa contienda, que se anuncia reñida.
El contrincante de Abubakar será el presidente Muhammadu Buhari, 75 años, quien sobrevivió a una deserción masiva semanas atrás de legisladores de su agrupación, el Congreso de Todos los Progresistas (APC, en inglés) y a exhortaciones de personalidades y exmandatarios para que diera un paso al lado y dejara la candidatura a un aspirante más joven.

Ni los claros en las filas del APC, ni la persistencia de la corrupción y de las acciones del grupo armado islamista Boko Haram, fenómenos que prometió erradicar en su campaña anterior, lograron minar el apoyo al mandatario en las primarias, concretado en casi 15 millones de votos de sus correligionarios.

Es con suma humildad que acepto la nominación de nuestro gran partido para las elecciones de febrero de 2019, dijo Buhari en su discurso de aceptación de candidatura tras el congreso, celebrado en una plaza de esta capital.

Del otro lado del espectro, llama la atención que los principales aspirantes a la nominación fueron todos exmiembros del APC, incluido el candidato electo, Abubakar, quien se desempeñó como vicepresidente de Buhari.

El primer dardo del mandatario a su contrincante estuvo envenenado con esa característica ya que sentenció en declaraciones a la prensa que ‘todos los aspirantes a la nominación del PDP son exmiembros de APC, al que abandonaron para satisfacer sus ambiciones presidenciales.