La presidenta Samba Panza pide que se frene la violencia en la capital del país

0
354

Catherine Samba-PanzaLa presidenta de República Centroafricana, Catherine Samba Panza, ha hecho un llamamiento para frenar la violencia en Bangui y en las ciudades de la provincia. «Nada justificará los crímenes y los actos violentos. Es inadmisible que continúen las matanzas y no toleraré estos actos. No quedarán impunes», ha advertido la mandataria según ha informado el diario ‘Journal de Bangui’.

 También ha lanzado un mensaje a los desertores de las Fuerzas Armadas Centroafricanas (FACA) para que vuelvan a filas tras haber abandonado el ejército a raíz de la toma de poder de Michel Djotodia y su excoalición rebelde Séléka en marzo de 2013. La intención de la mandataria es «garantizar la seguridad en el territorio» con el apoyo de las fuerzas africanas y francesas.

Para lograrlo, Samba Panza ha solicitado a la Misión Internacional de Apoyo a República Centroafricana (MISCA), bajo el mandato de la Unión Africana (UA), y la fuerza francesa Sangaris, que «hagan uso del mandato que les ha sido confiado» para asegurar la protección de la población y el desarme de los grupos violentos y otras milicias en el país.

También ha recordado la necesidad de configurar un equipo de investigación sobre el terreno y la creación de un proyecto de ley para «juzgar inmediatamente a los autores de los crímenes en el país». A pesar de la dimisión el 10 de enero del líder de Séléka, Michel Djotodia, los enfrentamientos entre la excoalición y las milicias de autodefensa ‘anti balakas’ continúan.

Los milicianos de Séléka ha abandonado este lunes la ciudad de Sibut,  al norte de Bangui, tras 48 horas de pillaje y ante el anuncio de la llegada a la ciudad de las fuerzas de seguridad africanas y francesas. Sin embargo, la violencia en numerosas localidades centroafricanas persiste.

El sábado, los dirigentes africanos se reunieron para discutir la financiación de la MISCA y el comisario de Paz y Seguridad de la Unión Africana (UA), Smail Chergui expresó su inquietud por «las graves consecuencias sobre la seguridad y la estabilidad de las regiones» que la situación pueda provocar. Durante el encuentro, se acordó dar 315 millones de dólares (233 millones de euros) a la MISCA mientras que la UA estimó que serán necesarios 410 millones de dólares para mantener la misión un año más.

Por su parte, la ONU ha indicado que el número mínimo de soldados para lograr la seguridad de RCA asciende a 10.000 efectivos. El secretario general de la organización Ban Ki Moon ha pedido a la comunidad internacional que «reaccione de manera decisiva antes de que sea demasiado tarde». En Reino Unido, el primer ministro David Cameron, ha anunciado que reforzará la ayuda logística aérea a las fuerzas malienses y francesas en RCA.