La oposición sudanesa lanza una campaña de boicot a las elecciones presidenciales

0
452

Sadiq-al-MahdiRepresentantes de la oposición sudanesa han hecho un llamamiento este lunes a realizar un boicot a las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias que se celebrarán en el mes de abril, en una protesta que «garantice» la renovación de la vida política sudanesa, marcada durante los últimos 25 años por la presidencia interrumpida de Omar al Bashir.

«No proponemos una alternativa a las elecciones sino un boicot, una forma de decir a Al Bashir y su partido que abandonen el poder», ha clamado Rabah al Mahdi, hija del líder opositor Sadiq al Mahdi, que se encuentra en el exilio.

En una rueda de prensa conjunta, que ha unido a casi todos los partidos opositores, los líderes políticos han pedido a la ciudadanía sudanesa que se una al boicot y pida la marcha de Al Bashir. Prácticamente todos los partidos habían declarado su intención de evitar las urnas en abril, en un creciente clima de malestar por el deterioro de las libertades políticas y de prensa y la escalada de violencia en la zona de Darfur.

Abu Bakr Yussef, portavoz del principal partido opositor, ha explicado que el título de la campaña, «vete», manda el mensaje claro de que las elecciones, de celebrarse, no serán justas ni libres.

Por su parte, un representante del partido de Gobierno ha desacreditado la campaña de boicot, y ha asegurado que se debe a la falta de popularidad de los partidos opositores. Además, este miembro ha defendido las elecciones como «el deber constitucional más importante» y «elemento necesario para lograr una transferencia de poder democrática y pacífica». «Depende de ellos hacer campaña y organizarse para las elecciones», ha criticado.

No está claro si el Gobierno de Al Bashir, que mantiene un restricto control sobre las actividades políticas, permitirá los simposios que pretenden organizar los partidos opositores para organizar la campaña de boicot. El líder, de 71 años, se hizo con el poder Ejecutivo tras encabezar un golpe de estado militar en 1989.