La oposición marfileña acusa a Ouattara de utilizar el sistema de censo para abrirse camino en las elecciones

0
294

Alassane OuattaraEl principal partido opositor marfileño, el Frente Popular de Costa de Marfil (FPI), ha acusado al presidente, Alassane Ouattara, de utilizar el sistema de censo iniciado este lunes para intentar aumentar sus oportunidades de reelección en los próximos comicios.

   El FPI, liderado por el expresidente Laurent Gbago, ha acusado al Gobierno de incluir a 30.000 personas en el censo, procedentes de diversas etnias, para allanar el camino para que los inmigrantes recientes puedan votar en las elecciones presidenciales del año que viene.

Gbago ha denunciado el “objetivo escondido del régimen” para favorecer el acceso a la votación de los inmigrantes recientes, “que entraron de forma masiva en Costa de Marfil en el marco de la guerra posterior a las elecciones”.

“Un país emergente debe tener estadísticas precisas”, ha indicado Ouattara, al que se le ha impedido presentarse a las elecciones presidenciales en dos ocasiones debido a acusaciones de que no procede de Costa de Marfil.

“Esta operación es importante para todos los marfileños y todos aquellos que viven en nuestro bonito país”, ha subrayado el opositor.

El Parlamento aprobó el pasado mes de agosto una normativa que facilita el acceso a la ciudadanía a millones de extranjeros que o han vivido en el país durante un número determinado de años o han nacido en Costa de Marfil.

El portavoz gubernamental Bruno Kone ha criticado la postura de la formación opositora, que ha tildado de “extremadamente peligrosa”. “No hay conexión entre el censo y las listas electorales. Este tipo de debate es realmente tóxico”, ha asegurado.

La identidad étnica y los conflictos sobre quién debe ser considerado marfileño son uno de los principales motivos que acabaron en el inicio de una guerra civil que duró cinco años. Por ello, el proceso de identificación y censo de los votantes es uno de los más complejos y delicados del país.