La oposición en Costa de Marfil pide una nueva Comisión Electoral

0
517

Coalition nationaleLos líderes de la oposición en Costa de Marfil han marchado este lunes hacia la cadena estatal de televisión y hacia la Comisión Electoral pidiendo que se reemplace este organismo, al considerarlo sesgado a favor del presidente el Gobierno, Alassane Ouattara.

La manifestación, que se ha llevado a cabo en la capital económica del país, Abiyán, ha reunido a entre 500 y 700 personas, entre las que se encontraban cinco de los diez candidatos presidenciales. Sin embargo, la Policía ha asegurado que la asistencia estaba en torno a las 300.

«Hace un año que pedimos al presidente Ouattara entablar diálogo», ha recordado el candidato a la Presidencia Bertin Kouako Konan. «Pedimos una Comisión Electoral que sea equilibrada porque la actual está controlada por el régimen», ha afirmado. La oposición también ha pedido acceso libre a la televisión estatal y que esta cubra regularmente sus actividades políticas.

La Comisión Electoral está encargada de completar el registro electoral, la lista de candidatos presidenciales y de organizar los comicios del próximo mes. Sus miembros están designados por Ouattara y la oposición afirma que son cercanos a él.

Los manifestantes han sostenido carteles en los que se podía leer «queremos elecciones con cero muertes» y han bailado frente a los agentes de Policía y de los soldados. Al menos una persona ha muerto y otras han resultado heridas este mes en los dos días en los que se han celebrado protestas contra Ouattara.

El presidente parte como favorito para ganar las elecciones del 25 de octubre después de presidir un crecimiento económico rápido tras la guerra civil entre 2002 y 2010, pero su decisión de presentarse ha sido criticada por algunos. Los opositores cuestionan sus orígenes. El asunto de la identidad nacional se encuentra entre las causas de años de disturbios, entre los que se incluyen dos guerras civiles.

Además, denuncian que el enjuiciamiento de personas por crímenes de guerra durante el conflicto entre 2010 y 2011 se ha centrado principalmente en los partidarios del anterior presidente, Laurent Gbagbo, los cuales se negaron a aceptar su derrota en las elecciones y desencadenaron la guerra.