La ONU pide investigar el asesinato de 12 hombres en libertad condicional en Libia

0
106

LibiaNaciones Unidas ha pedido este lunes que se investigue el asesinato de los 12 hombres que habían sido encarcelados por delitos contra los manifestantes en la revolución de 2011 y que habían sido puestos en libertad condicional la semana pasada.

La Policía judicial libia ha confirmado que los hombres fueron liberados de la prisión de Al Baraka el pasado jueves, un día antes de que sus cuerpos se encontraran en diferentes puntos de la capital.

A los hombres les propinaron palizas antes de dispararles en el pecho y la cabeza y algunos de ellos tenían las manos y los pies atados, según han declarado sus familias.

“Este crimen debería ser investigado de manera profunda e independiente y los criminales deberían rendir cuentas ante la justicia”, ha declarado el enviado especial de la ONU a Libia, Martin Kobler. “Urjo a las autoridades libias a que lancen una investigación nacional e internacional”, ha añadido.

El fiscal general en Trípoli ha asegurado que los hechos serán investigados. Por otro lado, el Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN) respaldado por la ONU también ha urgido una investigación lo antes posible. Naciones Unidas ha afirmado que los asesinatos podrían tratarse de crímenes contra el Derecho Internacional.

Este caso es sensible porque el GAN asumió el poder en marzo mostrando diferencias respecto a los grupos armados que hasta ahora habían controlado Trípoli, muchos de ellos formados por rebeldes que habían participado en el levantamiento de 2011 que causó la caída de Muamar Gadafi. El GAN se ha formado para reemplazar los dos gobiernos rivales, al este y al oeste, que controlan el país y ha afirmado que está trabajando para incluir los grupos armados de Trípoli en unas Fuerzas Armadas mientras que intenta apartar el Gobierno anterior que había en Trípoli.

Se han levantado muchas críticas contra el GAN, al que han acusado de legitimar a las milicias que operan en el este de Libia a través de buscar su cooperación y no su disolución.

El Gobierno en el este, así como su Parlamento y sus Fuerzas Armadas han publicado comunicados respecto a los asesinatos y han apuntado que han sido cometidos por “grupos al margen de la ley que controlan las cárceles”.

La prisión de Al Baraka alberga a cientos de internos que han sido acusados de ser leales a Gadafi. El año pasado, los detenidos comunicaron a Human Rights Watch que los guardias de la prisión les golpeaban y electrocutaban a menudo. Por otro lado, Naciones Unidas ha denunciado que miles de personas, incluidos niños y mujeres, están detenidos en Libia de manera arbitraria.