La MONUSCO cuestiona el anuncio de desarme del FDLR y su oferta para iniciar conversaciones con Ruanda

0
384

MONUSCOLa misión de pacificación de Naciones Unidas en República Democrática del Congo (MONUSCO) ha cuestionado el anuncio de desarme de los rebeldes de las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR) y su disposición a comenzar conversaciones de paz con el Gobierno ruandés, y ha indicado no advertir ninguna señal de desarme en las milicias hutus.

    El anuncio del FDLR ha tenido lugar después de que la MONUSCO anunciarse su intención de hacer frente al resto de grupos rebeldes de la zona después de conseguir el desarme y desmovilización de las milicias tutsis del Movimiento 23 de Marzo (M23). En concreto, el Consejo de Seguridad anunció que desplegaría tropas en la frontera de Ruanda para combatir al FDLR.

En las filas de estas milicias rebeldes figuran numerosos combatientes hutus huidos de Ruanda tras el conflicto y el genocidio de 1994 y cuya presencia en el este de la RDC ha servido en numerosas ocasiones de excusa a Ruanda para intervenir en el país vecino.

El líder interino del FDLR, el general Victor Byiringiro, también conocido como Gaston Iyamuremye, ha anunciado esta semana a través de una radio francesa que el grupo rebelde ha comenzado a desarmarse, además de solicitar a los líderes africanos que respaldasen la celebración de unas conversaciones de paz con el Gobierno ruandés en Kigali.

«Podemos confirmar las declaraciones de nuestro presidente», ha indicado el secretario ejecutivo interino de FDLR, el coronel Wilson Irategeka, en declaraciones a Reuters. «La comunidad internacional ahora debe ayudarnos a hacer que Kigali acepte las negociaciones con los partidos políticos de la oposición, incluido el FDLR», ha subrayado.

ESCEPTICISMO EN LA MONUSCO

Sin embargo, un portavoz de la MONUSCO ha recordado que este grupo rebelde ha prometido en más ocasiones proceder a su desarme sin llevarlo a cabo, además de no disponer de ninguna prueba de que se esté realizando finalmente en este momento.

«Por supuesto que estamos controlando la situación, pero para nosotros esto no es nada nuevo», ha reconocido el portavoz de la misión de Naciones Unidas, que cuenta con unos 21.000 ‘cascos azules’ desplegados en la República Democrática del Congo.

Por su parte, el portavoz del Ejército ruandés, el general Joseph Nzabamwita, no ha querido hacer referencia a las declaraciones del FDLR sobre su desarme, y se ha limitado ha asegurar que tanto la MONUSCO como la República Democrática del Congo «tienen una obligación desde hace tiempo para erradicar militarmente a los criminales genocidas del FDLR».