La justicia egipcia confirma la ilegalización de los Hermanos Musulmanes

0
254

justicia egipciaUn tribunal de apelación de El Cairo rechazó el recurso de los Hermanos Musulmanes contra la prohibición de las actividades del grupo, que se ve de nuevo encaminado a la clandestinidad.

El recurso fue interpuesto el pasado 23 de septiembre y la sentencia reafirma la prohibición de “todas las actividades de los Hermanos Musulmanes en Egipto como organización, y de todas las asociaciones e instituciones que emanan de ella, o dependen económicamente de la misma”.

El tribunal también ordena la formación de un comité independiente para administrar sus fondos y bienes inmuebles.

“Esto, claramente, significa que se quiere apartar a la organización de la escena política, e incluso hacerla desaparecer en todas sus vertientes: humanitaria, económica, y social”, explicó a Efe Amr Hashem, analista del Centro de Estudios Estratégicos Al Ahram.

El grupo presentará un recurso el 1 de diciembre ante otro tribunal, porque la Corte de Asuntos Urgentes -autora del fallo de hoy- “no tiene derecho a resolver en este caso, ni tampoco a ordenar que se ponga fin a todas las actividades”, dijo a Efe Islam Taufiq, un portavoz de la Hermandad.

“La gente en la organización se está tomando con burla y sarcasmos la noticia”, comentó Taufiq.

“En lo político, no pensamos cumplir la sentencia”, advirtió el portavoz, que asegura que los islamistas continuarán saliendo a las calles para protestar contra “el golpe de Estado” perpetrado por el Ejército el pasado 3 de julio.

No es la primera vez que la justicia egipcia prohíbe las actividades de la Hermandad, que ya fueron ilegalizados bajo la presidencia de Gamal Abdel Naser.

“Llevamos 85 años en las calles, y así seguiremos. Todos los presidentes han prohibido a los Hermanos Musulmanes, se detuvo a muchos y se encarceló a otros. Pero todos esos presidentes ya han muerto o han finalizado sus mandatos, y los Hermanos continúan en las calles”, remarcó Taufiq.

Para el analista Hashem, la actual imagen que se tiene en el país de los Hermanos Musulmanes es de un “enemigo”.

“Seguirán recibiendo fuertes golpes, detenciones, y también participarán en manifestaciones y volverán a ocupar las calles, porque es cierto que tienen una gran masa de gente que los apoya”, dijo.

Durante los años en los que la organización estaba ilegalizada, sus miembros se presentaban de manera independiente a las elecciones, especialmente durante el régimen de Hosni Mubarak (1981-2011).

“Ahora sólo les queda intentar organizarse de forma indirecta para los comicios, crear una oposición simulada para estar presentes en la vida política”, sugiere Hashem.

No obstante, este analista advierte sobre la dificultad de que los Hermanos Musulmanes vuelvan a organizarse legalmente, porque no cree que vaya a haber “un fallo a su favor” cuando recurran de nuevo.

La cofradía aún espera los fallos judiciales en los que se les atribuye al grupo y a sus miembros varios cargos relacionados con la seguridad nacional.

Mientras tanto, Mohamed Mursi, dirigente de la cofradía hasta su elección como presidente en junio de 2012, espera en la cárcel de Burg al Arab, en Alejandría, la segunda sesión de su juicio, prevista para el 8 de enero de 2013.

Con él, otros 14 dirigentes islamistas, encarcelados en la prisión de Tora, serán juzgados el mismo día por su supuesta implicación en la muerte de manifestantes.

Y en otro proceso similar también están siendo juzgados el guía espiritual de la Hermandad, Mohamed Badía, además de otros cargos islamistas.

Egipto lleva sumido en una crisis política y social desde el pasado 3 de julio, cuando los generales decidieron apartar del poder a Mursi, tras masivas manifestaciones populares que exigían su renuncia.

Desde esa fecha, el Ejército ha puesto en marcha una intensa campaña contra los islamistas egipcios, incluyendo detenciones de sus principales dirigentes y miembros, con acusaciones como incitar a la violencia o alterar el orden público.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here