La iglesia de Emanuel vuelve a la vida después de la matanza de Charleston

0
394

Charleston 2La Iglesia Metodista Africana y Episcopaliana de Emanuel (Charleston, Carolina del Sur), ha celebrado este domingo su primera homilía tras la matanza perpetrada el pasado miércoles por Dylann Roof en un ambiente de regeneración tras el asalto con claros tintes racistas en el que murieron nueve personas, entre ellas el pastor de la iglesia y senador Clementa Pinckney.

El oficio, que ha comenzado a las 9.30, ha ido precedida de un homenaje del resto de las iglesias de la ciudad, que han hecho repicar sus campanas de manera simultánea.

«Han hecho un gran trabajo de limpieza», ha declarado el feligrés Harold Johnson. «Han quitado los agujeros de bala para que no los vean», explicó tras participar en una lectura de los Evangelios previa a la misa, protegida por una fuerte presencia policial después de una falsa amenaza de bomba declarada esta pasada noche.

En el exterior de la iglesia, la congregación negra más antigua del sur de Estados Unidos, se han depositado flores, osos de peluche y globos, mientras cientos de personas han guardado cola para cantar himnos, dejar ofrendas y llorar a las víctimas.

En el exterior de la iglesia, la congregación negra más antigua del sur de Estados Unidos, se han depositado flores, osos de peluche y globos, mientras cientos de personas han guardado cola para cantar himnos, dejar ofrendas y llorar a las víctimas.

Con todo, algunos miembros de la comunidad todavía no quieren entrar en la iglesia. «Es parte de un proceso de curación», declaró al ‘Post and Courier’ otro metodista, Willi Glee; un proceso que está atravesando Rose Mary Singleton, de 62 años, sobrina de Ethel Lance, fallecida por los disparos efectuados por Roof.

«No sé cuándo volveré», ha declarado Singleton, integrante de la comunidad de Emanuel desde hace 56 años. «Quieres volver pero tu corazón te dice que va a ser muy, muy difícil».