La IGAD espera que el encuentro entre los líderes de Sudán del Sur pare la violencia

0
399

Riek MacharLa Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD), mediadora en el conflicto de Sudán del Sur, confía en que el encuentro entre el presidente sursudanés, Salva Kiir, y el líder rebelde, Riek Machar, ayude a poner fin a la violencia en el país.

Kiir y Machar se reunirán este viernes en la capital etíope, Adis Abeba, para buscar una solución al conflicto, confirmó la IGAD en un comunicado difundido a última hora de ayer.

Los líderes de las partes enfrentadas en el conflicto viajarán a Adis Abeba invitados por el primer ministro etíope y presidente de la IGAD, Hailemariam Dessalegn.

«Los enviados especiales esperan que este encuentro crítico ayude a poner fin a la violencia y los asesinatos en Sudán del Sur, y proporcione el necesario ímpetu al proceso de mediación de la IGAD hacia una solución política duradera a la crisis», expresó el comunicado.

La IGAD, un bloque regional integrado por las potencias del este de África, ha impulsado las negociaciones de paz desde principios de este año y propiciado un acuerdo de cese de las hostilidades el pasado 23 de enero, que sin embargo no ha sido respetado por ninguna de las partes.

En su reunión, el presidente y el líder rebelde abordarán las raíces de la crisis: el cumplimiento del alto el fuego, el establecimiento de un Gobierno de transición y una Constitución permanente.

Estos son los ejes principales del nuevo documento de compromisos para el cese de las hostilidades acordado el pasado día 5, que recoge la obligación de respetar «30 días de tranquilidad» a partir de hoy, para facilitar la distribución de ayuda humanitaria y la seguridad a la población civil.

Delegados del Gobierno y los rebeldes aceptaron también abrir corredores humanitarios en Sudán del Sur (ríos, carreteras, vías férreas y rutas aéreas) y los países vecinos (Etiopía, Kenia, Sudán y Uganda).

Los países del este de África agradecieron el apoyo de la comunidad internacional para posibilitar este encuentro, que ha sido propiciado por las recientes visitas a Yuba del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y del secretario de Estado de EEUU, John Kerry.

«Los enviados especiales de la IGAD instan a las partes a aprovechar el impulso actual en el avance del proceso de paz para poner fin rápidamente al conflicto», concluyó el bloque mediador.

El conflicto comenzó a mediados de diciembre, cuando en la capital se libraron combates entre el Ejército y militares insurgentes, y Kiir acusó a Machar de intentar darle un golpe de Estado.

Desde entonces, se han sucedido los enfrentamientos, que han causado miles de muertos y colocado al borde de la guerra civil al joven país, que se independizó de Sudán en julio de 2011.