La Generalitat homologará en toda Catalunya el servicio de acogida de inmigrantes

0
365

Xavier BoschLa Generalitat homologará en todo el territorio catalán los servicios de acogida a inmigrantes con la aprobación, prevista para antes del verano, del nuevo decreto que despliega la Ley de Acogida de 2010 y que prevé incluir formación sobre el entorno social, político y cultural de Catalunya.

Según ha explicado el director general para la Inmigración del Departamento de Bienestar Social y Familia, Xavier Bosch, la principal novedad del decreto es la inclusión de un módulo de formación que enseñará a los inmigrantes que lo deseen el conocimiento de la sociedad catalana y de su marco jurídico.

El curso de conocimiento del entorno social será de un mínimo de 15 horas e incluirá visitas a lugares e instituciones emblemáticas, además de presentaciones de los equipamientos públicos, como bibliotecas, polideportivos, centros cívicos, teatros o mercados, así como de las entidades de cada territorio local, como asociaciones de vecinos y de padres y madres de alumnos u organizaciones sindicales.

Los otros dos módulos de formación previstos en el decreto son dos cursos de un mínimo de 90 horas cada uno sobre competencias lingüísticas en catalán y castellano con los que se deberá alcanzar un nivel entre el A1 y el A2 del Marco europeo común y otro módulo de 15 horas sobre el mundo laboral o bien cualquiera de los cursos que ofrece el Servicio de Empleo de Cataluña (SOC).

El proyecto de decreto, al que ha tenido acceso Efe, explicita que esta formación alcanzada a través del servicio de primera acogida podrá servir para convalidar total o parcialmente otros módulos o procesos formativos. Igualmente, el hecho de haber superado otros cursos de información y formación en Cataluña o en el exterior podrá servir para convalidar total o parcialmente los módulos del certificado de acogida.

Los distintos servicios de acogida que homologa el decreto ya los prestan voluntariamente algunos ayuntamientos desde 2012 a partir de la Ley de Acogida de 2010. Sin embargo, con el nuevo decreto quedan concretados y unificados todos los programas en el conjunto del territorio catalán que deberán prestar los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes, según Bosch.

«La voluntad es que todas las personas que lleguen a Cataluña, ya sea desde el extranjero o desde otra comunidad española, tengan acceso a estos cursos de acogida y que sean de acceso gratuito e impartidas por entidades concertadas», ha dicho Bosch, que sin embargo deja la puerta abierta a que algún servicio pueda ser de pago en un futuro.

El proyecto de decreto ha sido analizado por el Consell de Treball Econòmic i Social de Catalunya (CTESC), que ha presentado esta semana su dictamen preceptivo en el que ha advertido de que el derecho de acceso al servicio de primera acogida no debería limitarse al año posterior al primer empadronamiento del solicitante.

Respecto a esta cuestión, Bosch ha explicado que estudiarán el dictamen del CTESC ya que es una «opinión de peso», pero ha asegurado que cualquier persona que venga de fuera de Cataluña podrá solicitar voluntariamente el servicio de acogida desde el empadronamiento y durante un año, pero los cursos podrán acabarse a lo largo de otros dos años.

Al margen de los inmigrantes, los apátridas y refugiados mayores de 16 años también se podrán acoger si lo desean al servicio de acogida. El proyecto de decreto detalla que los ayuntamientos tienen el deber no sólo de dar a conocer el servicio de primera acogida sino también de facilitar el acceso al servicio, así como garantizar su prestación.