La firma del acuerdo de paz para Libia, aplazada al jueves

0
439

libia-negociacionesLa firma del acuerdo de paz entre las partes enfrentadas en Libia se ha aplazado hasta este jueves, 16 de diciembre, por problemas logísticos en el traslado de autoridades, según han confirmado fuentes gubernamentales marroquíes al diario libio ‘Libya Herald’.

La firma del denominado Acuerdo Político Libio (APL) tendrá lugar el jueves en la localidad marroquí de Sjirat y contará con la asistencia de Martin Kobler, el enviado especial para Libia del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, entre otros representantes y autoridades. El retraso de la convocatoria ha venido motivado por problemas con el traslado de autoridades desde Libia hasta Marruecos.

El pacto, según el periódico libio, será rubricado por «la mayoría de los negociadores libios» que han participado en las conversaciones celebradas bajo mediación de la ONU desde enero de 2015. El acuerdo no contará con la firma, entre otros, de Abubakr Buera, parlamentario de la Cámara de Representantes de Benghazi, ni del independiente Sharif al Wafi.

Los delegados de los dos parlamentos paralelos en Libia tenían previsto firmar este miércoles el acuerdo que establece la creación de un ejecutivo de unidad nacional y un alto el fuego. Sin embargo, los reacios al pacto en uno y otro bando siguen negándose a firmarlo, por lo que no está claro el apoyo que tendrá en el momento de la firma.

ENCUENTRO EN MALTA

Los presidentes de los parlamentos paralelos de Libia se reunieron este martes en Malta y, tras el encuentro, advirtieron de que el acuerdo de paz no se firmaría antes de la fecha límite, este miércoles, además de constatar avances en las conversaciones.

Aguila Salé Isa, presidente del Parlamento oficial, con sede en Tobruk, reclamó a la comunidad internacional que considere los avances logrados y pidió «tiempo» para formar «un gobierno de unidad efectivo», según informa el diario ‘The Times of Malta’.

Por su parte, el presidente del Parlamento autoproclamado en Trípoli, Nuri Abusahmain, afirmó que ambas partes «son capaces de resolver sus problemas con la ayuda de la comunidad internacional», si bien recalcó que «no se aceptará la intervención internacional contra la voluntad del pueblo libio».

La reunión de este martes llega después de que el sábado pasado fracasara un intento de mantener un encuentro después de que la delegación de Tobruk no se presentara.

La comunidad internacional reclamó el domingo a las partes involucradas en el conflicto libio que aceptaran un alto el fuego inmediato a cambio de recibir el «apoyo total de carácter político, económico y de seguridad» a la hora de crear un gobierno de unidad.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, explicó que la mayoría de los representantes de los dos gobiernos rivales que hay en Libia «se han unido y están dispuestos a llegar a un acuerdo y se niegan a que haya un bloqueo de una o dos personas o políticos concretos».

La ONU lleva un año negociando con las partes para conseguir que las autoridades de Tobruk –que cuentan con el reconocimiento internacional– y las de Trípoli — consideradas rebeldes– lleguen a un acuerdo para poner fin al conflicto armado.

Libia sufre su peor crisis desde la caída del régimen de Muamar Gadafi, en 2011, con dos gobiernos y dos parlamentos –los de Tobruk y los de Trípoli–, continuos combates en el este y la irrupción del Estado Islámico en algunas ciudades.