La delegación sursudanesa llega a Adis Abeba para la segunda ronda de negociaciones

0
352

Michael MakueiLa delegación negociadora del gobierno sursudanés llegó  a Addis Abeba para participar junto a los rebeldes en la segunda ronda de negociaciones con «los temas más controvertidos sobre la mesa», según su ministro de Información, Michael Makuei.

«Nosotros, como gobierno, rechazamos negociaciones para repartir el poder y la riqueza del país. De la misma manera, rechazamos que formen parte de la agenda conversaciones sobre un gobierno de transición con los rebeldes, porque solo quieren obtener escaños en el parlamento», advirtió Makuei.

El ministro, también portavoz oficial de la delegación sursudanesa, aseguró en declaraciones a la prensa antes de viajar a Addis Abeba, que la delegación tiene plena autorización del presidente para negociar los temas más controvertidos.

Makuei también descartó la posibilidad de que participen en la ronda de negociaciones los siete políticos detenidos, liberados por el gobierno el pasado 30 de enero y entregados a Nairobi, según informaron las propias autoridades kenianas.

El portavoz de la delegación acusó a la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD, en sus siglas en inglés) de fracasar en su intento de establecer mecanismos de supervisión y verificación de la aplicación del acuerdo para el cese de las hostilidad entre gobierno y rebeldes.

Se espera que este lunes comience la segunda ronda de conversaciones entre el gobierno y los rebeldes, liderados por el exvicepresidente sursudanés, Riek Machar, mientras las dos partes siguen acusándose mutuamente de violar el acuerdo de alto el fuego y atacar posiciones militares de cada parte en los estados de Jonglei y Unidad.

Según un comunicado emitido el sábado por los mediadores africanos, esta ronda incluirá un debate sobre la agenda política y la reconciliación nacional.

Desde el pasado 15 de diciembre, cuando estallaron los enfrentamientos y Kiir acusó a Machar de un intento de golpe de Estado, miles de personas han muerto y cientos de miles se han visto desplazadas huyendo de la violencia enSudán del Sur, que se independizó de Sudán en julio de 2011.