La decisión de tres de los candidatos opositores no afectará a las elecciones en Burundi

0
494

elecciones-en-BurundiEl ministro de Exteriores de Burundi, Alan Nyamitwe, ha afirmado este domingo que la decisión de tres de los candidatos opositores a las elecciones presidenciales de este martes no afecta la credibilidad del proceso.

Los candidatos que se han apartado de la carrera electoral, duramente criticada por la oposición, son los expresidentes Domitien Ndayizeye y Sylvestre Ntibantunganya, así como el expresidente de la Asamblea Nacional Jean Minani.

«Nadie les ha pedido que se retiren. Están invitados a participar, pero es sólo una invitación. Si creen que su participación no cambiará nada en lo relacionado al papel que jugarán, tienen que buscar buenas excusas», ha dicho.

El Gobierno publicó el jueves un comunicado para confirmar la fecha de las elecciones, a pesar de que está en marcha un proceso de diálogo mediado por el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, para intentar poner fin a la crisis.

El anuncio del Gobierno llevó a la oposición a acusar al presidente, Pierre Nkurunziza, de estar actuando de mala fe en el proceso, ya que una de las demandas clave de los opositores es el aplazamiento de los comicios.

«No creo que si hubiera un candidato dispuesto a presentarse la fecha le pareciera un problema. No hay que olvidar que tenemos una Constitución que pone una fecha límite», ha dicho Nyamitwe, según ha informado la emisora estadounidense Voice of America.

«Lo mínimo que podemos aceptar es el 26 de julio, porque la Constitución estipula que las elecciones deben tener lugar como mucho dos meses antes y como poco un mes antes del fin del mandato», ha detallado. En este sentido, ha recalcado que «hay que reservar tiempo para la segunda vuelta, así como un periodo para las reclamaciones, en caso de que haya alguna».

La crisis política de Burundi, la peor desde la guerra civil que terminó en 2005, fue desencadenada por la decisión de Nkurunziza de presentarse a un tercer mandato en las próximas presidenciales, convocadas para el 21 de julio.

Los partidos opositores calificaron este movimiento como inconstitucional y están tratando de boicotear la carrera electoral. El presidente se ha respaldado en la decisión del Tribunal Constitucional, que ha dado el visto bueno a su decisión de optar por tercera vez a la reelección.