La CPI inicia hoy el juicio contra Ruto pese a retirada de Kenia de Estatuto

0
376
William Ruto
William Ruto

La Corte Penal Internacional (CPI) abre hoy el juicio contra el vicepresidente de Kenia, William Samoei Ruto, y el periodista Joshua Arap Sang Kenyatta, por presuntos crímenes de lesa humanidad cometidos en 2008 en ese país africano, a pesar de la decisión de Nairobi de retirarse del Estatuto de Roma.

 El tribunal, con sede en sede en La Haya, considera que el anuncio de Kenia de que abandonará el Estatuto de Roma -el cual ofrece las bases para su funcionamiento- no afecta al desarrollo del juicio.

El secretario de la CPI, Herman von Hebel, dejó claro el lunes que «una decisión política por parte de un Estado Parte no tiene ningún efecto sobre los casos traídos a la Corte hasta el momento».

Especificó también que el proceso de retirada de Kenia del Estatuto de Roma llevará «más o menos un año» de tiempo hasta «que sea efectivo».

Con esa decisión, Kenia protesta sobre la acusación contra su vicepresidente y presidente, Ruto y Uhuru Kenyatta, respectivamente, por crímenes de lesa humanidad presuntamente cometidos durante los episodios de violencia postelectoral en ese país africano entre finales de 2007 y 2008.

El juicio al vicepresidente de Kenia, en el que también se sentará en el banquillo el periodista Joshua Arab Sang, comenzará en medio de las protestas por parte de las autoridades y parlamentarios kenianos y se espera que cuente con la presencia de Ruto en la sala.

Ruto ha pedido a los jueces que se le permita seguir con sus «obligaciones» en el Gobierno de Kenia mientras se celebra el juicio en La Haya, pero esa cuestión todavía tiene que ser decidida definitivamente por la Cámara de Apelación de la Corte.

Otra cuestión aún pendiente de decidir es si ambos, el vicepresidente y el presidente kenianos tendrán que estar al mismo tiempo en La Haya una vez empiece el juicio a Kenyatta, previsto para el próximo 12 de noviembre.

Ruto y Sang son considerados por la fiscalía como «los principales organizadores» de presuntos crímenes contra los partidarios de Mwai Kibaki, líder del Partido de Unidad Nacional (PNU) tras las elecciones de finales de 2007 en Kenia.

Según datos de la fiscalía, la violencia postelectoral en Kenia causó más de 1.100 muertos, 3.500 heridos y hasta 600.000 desplazados.

Kenia ha intentado sin éxito reiteradas veces impedir la apertura de una causa ante la CPI aduciendo que el tribunal de la ONU no podía proceder con los juicios porque los acusados ya estaban siendo investigados en Kenia por los mismos cargos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here