La CPI confirma cuatro cargos contra Charles Blé Goudé

0
535

Charles BleLa Corte Penal Internacional (CPI) confirmó cuatro acusaciones por crímenes contra la humanidad al exministro marfileño Charles Blé Goudé, a quien se le atribuyen delitos cometidos, como coautor indirecto, durante la ola de violencia en Costa de Marfil en 2010 y 2011.

La decisión fue adoptada por la Cámara Preliminar Primera de la CPI, con sede en La Haya, que está presidida por la jueza argentina Silvia Fernández de Gurmendi e incluye a la búlgara Ekaterina Trendafilova y a la belga Christine Van den Wyngaert, quien «mostró una opinión disidente», según un comunicado del tribunal.

Sobre Blé Goudé, exministro de la Juventud en el primer Gobierno del presidente Laurent Gbagbo y antiguo líder de la formación Jóvenes Patriotas de su país, pesan cuatro cargos.

«A la luz de las pruebas y de las observaciones presentadas, la Cámara ha concluido que había pruebas suficientes para creer que Charles Blé Goudé sería penalmente responsable de cuatro acusaciones de crímenes contra la humanidad», indicó la CPI.

Precisó que esos cargos son «asesinato, violación, otros actos subsidiarios o a título subsidiario, intento de asesinato y persecución perpetrados en Abiyán entre el 16 de diciembre de 2010 y el 12 abril de 2011, o hacia esas fechas», y en los que murieron unas 3.000 personas, según datos de Naciones Unidas.

Blé Goudé, de 42 años, fue entregado a la CPI en marzo de este año y las audiencias para la confirmación de las acusaciones que pesaban sobre él tuvieron lugar del 29 de septiembre al 2 de octubre pasados.

La CPI indicó que la Cámara ha examinado durante el proceso todos los elementos aportados por las partes, que han supuesto más de 40.000 páginas de documentos, incluyendo las declaraciones de 134 testigos y más de 1.200 pruebas de audio y vídeos.

Para la CPI el exministro marfileño «habría comprometido su responsabilidad penal individual por esos crímenes contra la humanidad, de forma alternativa como coautor indirecto u ordenando, solicitando o animando a la comisión de esos delitos».

Igualmente considera la corte que «habría ayudado, participado o dado cualquier otra forma de asistencia para la comisión de esos delitos o contribuyó de cualquier otra manera» a su realización.

A partir de ahora tanto la acusación como la defensa pueden apelar, en cuyo caso la presidencia de la CPI constituirá una cámara de primera instancia a cargo del proceso.

La CPI, además, informó también hoy de que rechazó el recurso de inadmisibilidad planteado por Costa de Marfil en el caso que afecta en este mismo tribunal a Simone Gbagbo, esposa del expresidente Laurent Gbagbo, y recordó al país que tiene que entregarla a la corte lo antes posible.

El tribunal considera que «las autoridades de Costa de Marfil no han tomado medidas tangibles, concretas y progresivas para determinar si Simone Gbagbo era penalmente responsable» de las acusaciones que se le atribuyen en esa corte internacional.

En septiembre de 2013, el Gobierno de Costa de Marfil decidió no trasladar a la esposa de Gbagbo a la CPI y apostó por llevar a cabo el juicio en los tribunales locales con el argumento de que así evitaba profundizar las divisiones entre partidarios del expresidente y del actual jefe de Estado, Alassane Ouattara.

La CPI emitió una orden de arresto internacional contra Simone Gbagbo en noviembre de 2012, aunque la mujer del exmandatario marfileño esta detenida en su país desde abril de 2011.

Gbagbo está acusado de ser uno de los responsables de la ola de violencia postelectoral que sufrió Costa de Marfil entre diciembre de 2010 y abril de 2011 y en la que murieron unas 3.000 personas, según cifras de la ONU.