Kony designa a su hijo Salim Salé como nuevo comandante de operaciones del LRA

0
422

Salim Salé KonyEl líder del grupo armado panafricano Ejército de Resistencia del Señor (LRA), Joseph Kony, ha designado a su hijo, Salim Salé Kony, nuevo comandante de operaciones de la milicia, en particular de las centradas en República Centroafricana, el principal escenario de actuación del grupo, según ha informado este fin de semana el Ejército ugandés.

Salim Salé Kony, cuyo carácter es tan «volátil» como el de su padre, según le describen las tropas ugandesas que forman parte de la fuerza regional desplegada en República Centroafricana, ha asumido la mayor parte de las competencias operativas del LRA hasta el punto de desbancar al hasta ahora ‘número dos’ de la organización, Dominic Ongwen.

«El líder sigue siendo Joseph Kony, por supuesto. Dominic Ongwen sigue ahí, pero ya no sigue activo. El hijo de Kony es, en realidad, el comandante más influyente que tienen», ha explicado el comandante de la Fuerza de Intervención de la Unión Africana en República Centroafricana (RTF, por sus siglas en inglés), el general de brigada Sam Kavuma, al diario ‘Saturday Monitor’.

Antes de este nombramiento, el hijo de Kony era el jefe de la unidad de protección responsable de la seguridad de su padre, sobre el que pesa, al igual que sobre Ongwen, una orden de arresto por crímenes contra la Humanidad en el marco de la investigación de las atrocidades –masacres, secuestros, uso de ‘niños soldado’ — cometidas por el LRA en la última década.

Tal confianza tenía depositada su padre en Salim Salé, que en 2006, cuando contaba con solo 14 años, le envió para que firmara en persona el acuerdo de paz que en principio iba a cerrar las conversaciones de paz entre el LRA y el Gobierno ugandés, finalmente infructuosas.

Tras el fracaso del LRA para establecer un estado teocrático en Uganda, el grupo se ha transformado en los últimos años en una banda criminal de carácter transnacional, y sus operaciones se extienden hasta Sudán, República Centroafricana y República Democrática del Congo.