Kenia exige a la ONU que devuelva a Somalia a los 600.000 refugiados del campo de Dadaab

0
370

campo de DadaabEl Gobierno keniano ha dado tres meses de plazo a Naciones Unidas para que devuelva a Somalia a los más de 600.000 refugiados, de ellos 335.000 somalíes registrados según ACNUR, que viven en el campo de Dadaab porque sospecha que oculta a terroristas de Al Shabaab, responsables de la matanza en la universidad keniana de Garissa hace dos semanas.

Si una vez terminado el plazo los refugiados no han sido devueltos a Somalia, el Ejército keniano se encargará de ello por la fuerza, ha advertido el vicepresidente keniano, William Ruto. La exigencia va dirigida al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), responsable del campamento.

«Hemos pedido a ACNUR que reubique a los refugiados en tres meses o de lo contrario los reubicaremos nosotros mismos», ha afirmado Ruto en declaraciones desde la localidad de Nyeri recogidas por el diario keniano ‘Standard’ en su edición digital. Ruto ha explicado que «el modo en que cambió América tras el 11-S es el modo en el que Kenia va a cambiar tras Garissa».

Ruto ha anunciado además que ya ha comenzado la construcción de un muro de 700 kilómetros en la frontera, entre las localidades de Mandera y Kiunga, es decir, a lo largo de toda la línea fronteriza que comparten ambos países. Este muro servirá, según las autoridades kenianas, para evitar la infiltración de miembros de Al Shabaab.

El vicepresidente ha advertido a los terroristas de que «se les ha acabado el tiempo» ya que el Gobierno aplicará todas las medidas de seguridad a su disposición para que el país sea seguro. «Debemos hacer seguro este país cueste lo que cueste, incluso si perdemos negocios con Somalia», ha afirmado.

Además, Ruto ha advertido a los «colaboradores» de Al Shabaab que «se les ha acabado el negocio» y ha instado a todos los políticos, sean del partido que sean, a apoyar esta iniciativa del Gobierno. «Sin política, sin juegos, sin medidas a media tras la muerte de los 147 estudiantes», ha argumentado.

Varios dirigentes políticos han intervenido en el mismo acto que Ruto para respaldar esta iniciativa, en especial en lo referente a la deportación de los refugiados somalíes. En particular han pedido el apoyo de los dirigentes religiosos musulmanes.