Keita pide incrementar la autonomía regional aunque considera inaceptable la independencia de los tuaregs

0
382

Ibrahim Boubacar KeïtaEl presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, ha solicitado la puesta en marcha de planes que incrementen la autonomía regional un año después de que los separatistas tuaregs y sus aliados islamistas se hiciesen con las dos terceras partes del país, aunque ha tildado de «inaceptables» sus demandas de independencia.

   Keita ha afirmado que los tuaregs tienen preocupaciones legítimas que deben ser escuchadas pero ha insistido en que su demanda de independencia es inaceptable. «Tenemos que dar una respuesta definitiva a las frustraciones separatistas que avivaron la ambición nacionalista de nuestros hermanos tuaregs», ha indicado.

El mandatario ha realizado estas declaraciones en un congreso que supone un paso preliminar antes de las conversaciones previstas entre el Gobierno y los grupos separatistas tuaregs y que tiene como objetivo evaluar los esfuerzos descentralizadores realizados durante la rebelión de 1990.

Bajo esas reformas Malí, que anteriormente estaba formado por 19 distritos administrativos conocidos como comunas, se dividió en 703. Sin embargo sus resultados fueron ambiguos.

Los críticos de la política pro gubernamentales consideran que la descentralización alimentará las ambiciones de independencia de los tuareg. Por su parte los grupos separatistas sostienen que las reformas no fueron lo suficientemente lejos.

«Después de diagnosticar las dificultades encontradas, os toca a vosotros presentar recomendaciones pertinentes y aptas para corregir esta disfunción», ha afirmado Keita en su discurso.

La ofensiva militar encabezada por Francia del pasado mes de enero consiguió expulsar con éxito a los grupos islamistas vinculados con Al Qaeda, aunque no tuvo entre sus objetivos a los rebeldes tuaregs del Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad (MNLA).

Se espera que representantes del MNLA asistan al congreso aunque no han acudido a la jornada de apertura. El movimiento ha desistido de solicitar un territorio independiente para los tuaregs aunque continúa aspirando a una mayor autonomía.

Keita, que ganó las elecciones del pasado mes de agosto, prometió reunificar el país y en la actualidad se encuentra bajo la presión de  resolver la cuestión de los tuaregs, aunque si finalmente se realizasen concesiones resultarían muy impopulares en la zona sur del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here