Juzgan a una activista en Sudán por rechazar cubrirse con el velo islámico

0
533
Amira Ozman
Amira Ozman

 

La activista sudanesa Amira Ozman fue juzgada, acusada de usar una «vestimenta escandalosa» porque rechazó cubrirse el cabello con el velo islámico, en un caso que ha despertado el rechazo de las organizaciones de derechos humanos.

Tras la sesión del juicio, el abogado Al Moez Jadra explicó a Efe que ha solicitado al Ministerio sudanés de Justicia que suspenda el proceso.

El juez aceptó postergar el juicio al 2 de noviembre, a la espera de la decisión que adopte esa cartera sobre la petición de la defensa, agregó el letrado.

Conforme al Código Penal sudanés, toda persona que tenga «una conducta inmoral o se presente en público con un vestuario contrario a la decencia» será castigada con 40 latigazos o al pago de una multa, o ambas penas.

Ozman fue detenida por la policía el mes pasado, cuando entraba en un edificio gubernamental con el cabello descubierto, lo que fue considerado una «vestimenta escandalosa».

La activista y arquitecta fue trasladada a una comisaría y liberada posteriormente previo pago de una fianza.

Su caso recuerda al de la periodista Lubna Husein, que fue procesada en 2009 por vestir pantalones vaqueros y no cubrirse el pelo.

Husein ingresó en prisión al negarse a pagar la multa, que un día después abonó la Federación de Periodistas Sudanés, mientras que las otras mujeres que la acompañaban recibieron latigazos.

Este caso se hizo famoso dentro y fuera de Sudán porque la periodista trabajaba para la misión de la ONU en Jartum, pero decidió renunciar a su empleo y a la inmunidad que le proporcionaba para enfrentarse a la Justicia de su país.

La «sharía» o ley islámica fue impuesta en Sudán en 1983, cuando el Gobierno del entonces presidente Gaafar el Nimeiri se alió con los islamistas radicales, lo que causó una guerra civil entre el norte y el sur de Sudán que duró dos décadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here