Justicia y Caridad insta a los grupos de izquierda a unirse a su protesta contra los recortes del Gobierno

0
693
Justicia y Caridad
Justicia y Caridad

Justicia y Caridad, el principal movimiento opositor islamista de Marruecos, ha instado a los grupos de izquierda en el país este lunes a unirse en un frente de protesta contra los recortes a los subsidios que pretende llevar a cabo el Gobierno marroquí.

   El Ejecutivo, que encabeza el partido Justicia y Desarrollo (PJD), prevé reducir los subsidios a los combustibles y elevar los precios de la energía para acercarse a los niveles del mercado internacional revisándolos dos veces al mes, según un boletín oficial publicado la semana pasada.

Justicia y Caridad, que no reconoce el estatus religioso del rey Mohamed V, ha calificado de paso peligroso de consecuencias impredecibles la decisión del Gobierno.

«Llamamos a todos los activistas honestos y comprometidos a formar un amplio frente de apoyo y a supervisar protestas sociales, que deben evitar rivalidades políticas que fortalezcan al régimen», ha afirmado en un comunicado colgado en su página web.

No está claro si los partidos de izquierda responderán a este llamamiento del movimiento islamista, que ha sido la única fuerza capaz de movilizar a decenas de miles de manifestantes contra el Gobierno desde la caída del comunismo en los 1990.

La organización fue la espina dorsal del Movimiento 20 de Febrero en 2011, la versión marroquí de las protestas de la Primavera Arabe, que llevó a la designación del líder del PDJ, Abdelilá Benkirane, como primer ministro tras la celebración de elecciones anticipadas y la reforma de la Constitución.

NUEVA COALICIÓN DE GOBIERNO

Benkirane trabaja para formar una nueva coalición de gobierno desde julio después de que cinco ministros del partido nacionalista Istiqlal, su antiguo socio de coalición, renunciaran acusando al PJD de perjudicar a los pobres al reducir los subsidios.

Se espera que el nuevo gobierno sea designado en los próximos días después de duras conversaciones con la Agrupación Nacional de Independientes (RNI, por sus siglas en francés), un partido liberal considerado como próximo al monarca, que cuenta con el tercer mayor grupo parlamentario después del PJD y el Istiqlal.

Los analistas consideran que la Casa Real, incómoda con tener que compartir el poder con un grupo islamista, podría haber respaldado la deserción del Istiqlal y alentado a RNI a presionar a Benkirane para debilitar al Gobierno del PJD.

Salaheddine Mezouar, líder del RNI y que optaría a ser ministro de Finanzas según los medios locales, y Benkirane han negado que haya habido injerencias en sus negociaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here