Junio, mes letal para indocumentados salidos de Libia

0
124
Durante junio pasado uno de cada seis migrantes indocumentados que partió desde este país encontró sepulcro en las aguas del Mediterráneo, reporta hoy aquí un comunicado del Alto Comisariado de la ONU para los Refugiados.
Estadísticas oficiales cifran en 629 el número de personas, mujeres y niños incluidos, que perdieron la vida en las aguas del que los romanos antiguos llamaban Mare Nostrum, devenidas ruta de escape de los conflictos, la hambruna y la desesperanza en muchos países de Africa subsahariana.

La cifra es muy superior a los 418 que perecieron en el mismo mes del año pasado.

El informe asimismo califica esa tasa de mortalidad de ‘dramática y excepcional’ y subraya que coincide con las operaciones marítimas de Malta e Italia para impedir los rescates por entidades humanitarias de las frágiles embarcaciones en las cuales los indocumentados arriesgan sus vidas para llegar a tierras europeas.

Las embarcaciones humanitarias se anotaron en entre enero y abril pasados el 40 por ciento de los rescates de migrantes ilegales, pero sus actividades están restringidas por el aumento de la vigilancia de las marinas de guerra y los guardacostas de ambos estados.

Tras el derrocamiento por la OTAN del gobierno legal, conducente además al asesinato del líder Muamar Gadafi, Libia cayó en manos de grupos que dominan territorios por la fuerza de las armas y han hecho del tráfico de humanos y el lucrativo mercado negro de armas para los movimientos insurgentes de corte islamista en Africa sendos lucrativos negocios.

Así, de país africano con el más alto Indice de Desarrollo Humano de la ONU, Libia devino un estado fallido donde, además, dos gobiernos pugnan por la supremacía, uno, con sede en esta capital, reconocido por la comunidad internacional, y otro en el este del país.

En las últimas semanas las fuerzas militares del gobierno asentado en el oriente se anotó la toma de varias ciudades y su comandante, el general Khalifa Haftar, juró que desalojará de esta capital al gabinete conformado en su mayoría por entidades islamistas.