Jóvenes sudafricanos reclaman severas medidas contra violadores

0
576
Jóvenes sudafricanos analizan en Durban soluciones innovadoras frente a los desafíos del vih-sida, que identificaron con el acceso a las oportunidades económicas, la atención médica, el creciente número de muchachas infectadas y las dinámicas de género.

La Conferencia Juvenil de Educación Superior sobre el vih-sida, que termina hoy dos días de sesiones en esa ciudad sudafricana a orillas del océano Índico, debate asimismo la necesidad de imponer sentencias más severas, incluyendo la de pena de muerte, para aquellos que violan y asesinan mujeres.

Según estadísticas divulgadas en este encuentro en Sudáfrica más de dos mil jóvenes de 15 a 24 años son infectadas cada semana con el virus de inmunodeficiencia humana (vih).

Lerato Mortulane, presidenta de la campaña ‘Ella conquista’ que desarrolla el Departamento Nacional de Salud, participó en uno de los paneles de esta reunión que abordó el tema de los abusos y asesinatos de muchachas y exhortó a las jóvenes a romper el silencio en asuntos que las afectan.

Estamos cansados de ver diariamente la muerte de jóvenes en silencio porque temen avergonzar a otras personas. ‘Llegó el momento de que jóvenes mujeres nombren y avergüencen a otros. No moriremos en silencio’, añadió.

En la Conferencia, la primera dama sudafricana Thobeka Madiba-Zuma explicó nuevos programas de su fundación que bajo el título ‘Escuchen a las niñas’ tiene la intención de darle voz a las que sufren los abusos y son las más vulnerables dentro de la población.

La señora Madiba-Zuma expresó que la cifra de infectadas con el vih supera ya las dos mil 300 jóvenes por semana, un hecho que calificó de alarmante e inquietante.

Muchos de los participantes se quejaron de clínicas que se niegan a brindar contraceptivos, del poder patriarcal y de lo que denominaron ‘prácticas culturales arcaicas que dificultan el progreso’, mientras otros exhortaron a restaurar la pena de muerte para quienes violan y asesinan mujeres, y crear nuevas oportunidades para la juventud.

La reunión en Durban antecede la Octava Conferencia sobre el Sida que comienza esta semana.