Jóvenes gozan de mayores oportunidades en la nueva Sudáfrica

0
555

Jovenes  SudafricaA diferencia de la generación de 1976, los jóvenes de en Sudáfrica tienen muchas más oportunidades, incluido un mayor acceso a la educación, aunque persisten retos.

Así afirmó el ministro de la Presidencia Jeff Radebe al convocar a todos los sudafricanos a conmemorar mañana el aniversario 40 del levantamiento estudiantil de Soweto, una de las principales fechas que enaltecen aquí la historia nacional.

Medios locales se hacen eco de las palabras de Radebe durante una rueda de prensa en la que anunció una serie de actividades a propósito de la efemérides.

Según lo previsto, el acto oficial por la fecha será en el estadio Orlando, del área urbana de Soweto, en Johannesburgo, y lo encabezará el presiente, Jacob Zuma.

La jornada conmemorativa no constituirá solo para recordar a los estudiantes asesinados el 16 de junio de 1976 por la policía del apartheid, sino que servirá para poner de relieve el papel que desempeñan los jóvenes en la lucha del país por la libertad y la democracia.

En ese sentido, Radebe dijo que el sacrificio de los jóvenes de esa generación no fue en vano y reiteró el compromiso del gobierno con este importante sector de la población.

Expresó que en estos años se ha ampliado el acceso a la educación de muchos jóvenes en la educación básica y universitaria; también se dedicaron cuantiosos recursos para apoyar a los estudiantes menos favorecidos a alcanzar ese nivel de enseñanza.

Esto no quiere decir que se lograron todos los objetivos en la educación, reconoció Radebe, quien enfatizó que se está «trabajando duro para cambiar la realidad que enfrenta la juventud actual».

Pidió además no olvidar la historia y qué hicieron los de aquella generación para llegar hasta hoy.

En la mañana del 16 de junio de 1976 más de 10 mil estudiantes negros se levantaron en Soweto contra las leyes educativas del régimen segregacionista que imponían el uso del afrikaans.

La protesta fue reprimida violentamente por la policía, que disparó y masacró a los muchachos. Más de 200 jóvenes fueron asesinados, el primero en caer ese día fue Hector Pieterson, de apenas 12 años.

El suceso pasó a ser un momento decisivo en la resistencia de los sudafricanos en contra del apartheid.

Con el advenimiento de la democracia, el 16 de junio fue declarado por el gobierno del Congreso Nacional Africano (ANC) Día de la Juventud.