José Mário Vaz busca consenso para nombrar primer ministro

0
636
jose-mario-vazEl presidente de Guinea Bissau, José Mário Vaz, comenzó esta semana una serie de audiciones con diferentes actores políticos, sociales y religiosos del país para nombrar una figura de consenso para el cargo de primer ministro, se confirmó hoy.

Medios periodísticos indican que el lunes el mandatario escuchó, en audiencias separadas, a los representantes de la sociedad civil, de confesiones religiosas y de la Liga Guineana de los Derechos Humanos. La víspera puso oídos a los partidos sin asiento parlamentario y este miércoles se sentará frente a las fuerzas electas para, posiblemente el fin de semana, tomar una decisión.

‘Por mi parte todo está hecho para que el país conozca el nuevo jefe de gobierno’, dijo Vaz a reporteros la pasada semana en el aeropuerto de Bissau antes de partir para Cabo Verde, donde asistiría a la toma de posesión del presidente Jorge Carlos Fonseca.

Sobre los procedimientos para escoger al primer ministro y por ende la formación de un gobierno de consenso, aseguró que no es un proceso que dependa apenas del jefe de Estado, sino también de las demás fuerzas vivas del país.

‘El Presidente tiene un papel importante, más el proceso no depende solo de él, depende de todos los órganos de soberanía y de todas las partes implicadas en este proceso. El Presidente está apenas a cumplir con el compromiso asumido entre las partes’, precisó.

Bajo este escenario, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pidió a Vaz que ‘proceda a la nominación del primero ministro de consenso lo más rápido posible’.

Los principales actores de la crisis política en Guinea Bissau alcanzaron un acuerdo el 10 de septiembre, con la creación de un nuevo gobierno integrado por todos los representantes guineanos, parte de un plan de seis pontos diseñado por la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao).

Con el diálogo se pretendió el nombramiento de un primer ministro de consenso, formar un gobierno de unidad y restaurar en sus cargos a los 15 parlamentarios expulsados por el gubernamental Partido Africano por la Independencia de Guinea y Cabo Verde (Paigc).

Tal trance provocó una indiferencia entre el Paigc y Vaz, quien en lo que de año cesó y nombró a varios jefes de gobierno.

El Paigc responsabiliza al jefe de Estado por la existencia de un ‘gobierno de iniciativa presidencial’, figura no prevista en la Constitución y espera que deponga al equipo de Baciro Djá tal como hizo con el Ejecutivo liderado por Carlos Correia.

La crisis en Guinea Bissau comenzó el 12 de agosto de 2015, cuando el mandatario dimitió como jefe de gobierno a Domingo Simoes (presidente del Paigc), al argumentar incompatibilidades personales y falta de confianza.