John Magufuli asegura que los periódicos que le critiquen «tienen los días contados»

0
357

El presidente de Tanzania, John Magufuli, ha dicho este viernes que todos los periódicos que inciten a la oposición al Gobierno «tienen los días contados», unos comentarios que han provocado indignación entre los partidos opositores, que temen que el mandatario lleve a cabo un campaña de represión contra la libertad de prensa.

Magufuli, cuyo apodo es ‘bulldozer’ por la forma en la que presiona y fuerza para llevar a cabo sus políticas, se ha ganado ciertas alabanzas entre sus donantes internacionales gracias a un campaña anticorrupción y a los recortes que ha llevado a cabo en el gasto público. No obstante, sus opositores le acusan de estar acabando con la democracia mediante sus políticas de represión, que minan la libertad de expresión.

El año pasado, el Gobierno decretó que la celebración de manifestaciones por parte de la oposición estaban prohibidas. Algunos medios de comunicación privados, en especial periódicos, han escrito varios artículos en los que analizan la gestión del ‘bulldozer’ y critican su carácter autoritario.

«No permitiremos que Tanzania se conviertan en un vertedero para este tipo de contenido. Esto no va a pasar en mi Administración», ha asegurado Magufuli este viernes. El mandatario ha acusado a dos periódicos, que no ha nombrado directamente, de incitar a la violencia y a la rebelión. «Si alguna vez los leéis, que sepáis que están llenos de contenido instigador. Tienen los días contados», ha concluido.

El pasado mes de noviembre, el presidente tanzano firmó la Ley de Servicios de Comunicación, una normativa que le confiere poder a las autoridades gubernamentales para clausurar medios de comunicación y confiscar sus recursos. Los periodistas de Tanzania denunciaron que la normativa va en contra de la libertad de prensa.

En diciembre, la Justicia tanzana condenó a la cárcel a uno de los fundadores de una plataforma web en la que los usuarios podían publicar sus denuncias si sospechaban que alguno de sus políticos o funcionarios cercanos era corrupto.